Tiempo de cambios

 "La vida es muy peligrosa, no por las personas que hacen el mal, 
sino por las que se sientan a ver lo que pasa."

Atribuido a Albert Einstein (Ulm, Alemania, 1879- Princeton, EEUU, 1955)


Este sabio pensamiento adjudicado al científico alemán convertido en ícono mítico de nuestros tiempos, constituye un alerta que debe llamarnos a la reflexión. El Ser humano está cambiando, queremos un Mundo mejor, si nosotros cambiamos, todo cambia, no podemos cruzarnos de brazos y esperar los tiempos que se avecinan sin re-pensar nuestra propia realidad. Elevarnos, o lo que es lo mismo subir, crecer, bajar en un ondular de energías permanente, que no es otra cosa que el movimiento vibracional de la vida, nos debe servir para estar expectantes en este “ahora” que nos toca vivir y que queremos cambiar. Las constante situaciones conflictivas, los problemas del humano y de los Gobiernos en sus actitudes individualistas, así como también las enfermedades insólitas, las exclusiones, los resentimientos sin razón, la discriminación social y étnica, que hemos experimentado, las permanentes expresiones de hostilidad social y regional, el temor a la inseguridad, a la muerte, al secuestro o al despojo, nos han presentado un escenario caótico.
Y bien sabemos que al caos le sigue el orden.
El caos al que irremediablemente nos llevan estos desafortunados pero inevitables sucesos nos hablan de que el cambio está próximo.
Hay quienes afirman que nos encontramos frente a un supuesto despertar de conciencia colectiva que removerá antiguos esquemas, patrones y conceptos, y que nos permitirán experimentar esa Sabiduría Eterna presente en la memoria de todos.
Estamos en la base de la ola y pronto seremos impulsados desde el final de un ciclo al comienzo de otro nuevo, sin presagios catastróficos, en el que se hace cada vez más necesario el conocimiento y el dominio de nuestro Ser Interior. Es necesario aprender e identificarnos con una realidad universal creada por nuestra propia mente, por nuestros propios pensamientos y comprender que formamos parte de la Energía Vital Universal que nos contiene y que contenemos.
El “Ahora” es un tiempo de comunicación, de solaridad y unión, más allá de las creencias personales.
El final de todo aquello que nos mantenía separados se avecina, debemos estar preparados conceptualmente, para que se nos haga más fácil el camino que aún nos queda por transitar. Si unimos nuestros pensamientos y enfrentamos el cambio desde la propia sabiduría:Un Mundo Mejor se vislumbrará en el horizonte.
 
"Por haber sido creados a imagen y semejanza de Dios,
deberíamos ser la personificación de la verdad, el amor,
la bienaventuranza y por lo tanto de lo infinito.

Tenemos la capacidad de emprender la búsqueda
de quiénes somos realmente, pero...
¿nos hemos dado cuenta de nuestra verdadera naturaleza?"
Lic. Elizabeth Varga Ramírez



Las que gustaron

¡A preparar un Gatuzo!

El Che: Un niño que creció

Conociendo la Luna II

¿Hierba Luisa o Cedrón?

¿Quién fue Benazir Bhutto?