Pinceladas de vida. . .

Ayer 10 de noviembre se festejó en mi país, “El día de la Tradición” fijado en tal fecha, en homenaje a nuestro poeta, creador del Martín Fierro, José Hernández.
Siendo la Tradición, en cualquier lugar de este Planeta, la transmisión generalmente oral, pero también escrita, de noticias, composiciones literarias, doctrinas, ritos, costumbres, hecha de generación en generación, concluyo, que es algo propio y profundo que caracteriza a una comunidad. Es aquello que forma parte de la propia identidad y que perdura en el tiempo.
Por tal motivo, ¿qué mejor? que decir algo de mi Provincia, Córdoba, cuya “tradición” desde los 10 años de vida, sigo, en cuya emblemática Universidad estudié, donde trabajé y donde nacieron mis hijos a quienes la he transmitido y ellos la han aprendido.

De la autora cordobesa, Cristina Bajo, algo de nosotros, cordobeses por opción o por nacimiento:




"No es fácil ser cordobés, porque nacimos de una desobediencia, porque nos 
castigaron con una injusticia y porque nuestros fundadores eran algo raros: 
traían más libros que armas, cargaban vides, limoneros, olivos, higueras y 
los primeros rosales de la Argentina. 
Siendo una de las últimas en fundarse, Córdoba abrió la primera 
universidad sin descuidar el levantar molinos y fábricas, donar conventos, 
cultivar la mala vida, dar a luz al primer poeta y propiciar que nuestros 
paisanos no tuvieran que depender de los terratenientes para vivir. Por 
aquella desobediencia y aquella injusticia, porque tuvimos que luchar contra 
políticas nacionales que no siempre veían con tranquilidad que creciéramos, 
los cordobeses resultamos rebeldes, impacientes, con una gran capacidad de 
trabajo y una propensión volátil a estallar.
Tenemos a Dios y al diablo en el cuerpo: somos clericales y ateos, populistas,
y clasistas, conservadores y reformistas, y generalmente marchamos
a contra pelo del país.
Eso sí, nunca llegamos en silencio; más de una vez nuestras explosiones, 
para bien o para mal, han cambiado el curso de la historia.
Esto hace que a veces - no siempre de la mejor manera -, nos 
mostremos superiores por el solo hecho de ser cordobeses, aunque tenemos a 
nuestro favor que distinguimos el orgullo de la soberbia, siendo que el 

primero puede ser virtud, y la segunda siempre es defecto.
Pero si algo nos redime, es el humor. A veces socarrón, otras veces 
irónico, de vez en cuando agudo y siempre ocurrente, nos emparenta con los 
andaluces que traían vides, rosas y libros, y con cierta cualidad ladina, 
buenamente taimada, de nuestros indios. Es este un humor vivo, que abarca 
todas las clases sociales, que se palpa en los barrios, que florece en las 
cátedras, que discurre por los pasillos tribunalicios, que parpadea 
en el médico más serio, en el chico de la calle, en las vecinas 
primorosas y en los paisanos de a caballo, en moto o en bicicleta. 

Como ya dije, no es fácil ser cordobés, pero el humor ayuda."

 
Cristina Bajo



Escritora cordobesa que se hizo famosa con su novela histórica: “Como vivido cien veces” (1995) En 1998 fue elegida ' La Mujer del Año' por la Legislatura cordobesa


Su historia
Cristina Bajo nació en la ciudad de Córdoba el 17 de junio de 1937. Cuando tenía nueve
años su familia se trasladó a Cabana (Unquillo, sierras de Córdoba), lugar que hasta hoy
recuerda como su “Última Thule”. Cursó sus estudios secundarios en el “Colegio del
Espíritu Santo” de Río Ceballos, de donde egresó con el título de Maestra Normal.
Comenzó a escribir desde temprana edad y siguió haciéndolo en silencio durante
muchos años; mientras tanto, trabajó como maestra rural, se casó, tuvo dos hijos, bordó
tapices, tuvo una librería, diseñó ropa artesanal, protegió animales abandonados y plantó
varios árboles, entre ellos un sauce.
En 1995, sus amigos Javier Montoya y Silvina Rivilli deciden publicarle su primera
novela, “Como vivido cien veces”, y para ello inician una editorial, Ediciones del
Boulevard. El libro agotó cuatro ediciones y fue el primero de lo que su autora llama “la
saga de los Osorio”, que constará de cuatro títulos. Sus libros han estado en las listas de
best sellers en la Argentina y han tenido excelentes críticas en medios nacionales y
extranjeros.
Recibió numerosos premios y distinciones por su labor cultural, entre ellos se
destacan: “La Mujer del Año” entregado por la Legislatura de Córdoba, (1998).
Premio Especial Ricardo Rojas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para libros
editados por “Sierva de Dios, Ama de la Muerte” (Octubre 2005). Premio de la
Academia Argentina de Letras, (2002 - 2004) en Narrativa por “Tú, que te escondes”;
otorgado en Noviembre del 2005.
Ha publicado cuentos, columnas de opinión y trabajos de investigación en los
siguientes medios: “La Nación” (Bs.As.), “Página 12 –Radar-suplemento cultural”
(Bs.As); diario “La Mañana de Córdoba”, de “Ámbito Financiero”, “La Voz del
Interior” (Córdoba), revistas “Aquí vivimos” (Córdoba), “Para Ti” (Buenos Aires),
“Rumbos”, “Nueva”, “Ñ” (Buenos Aires), y suplementos culturales del interior de
Córdoba y de otras provincias (Mendoza, Jujuy, etc.). Realiza la columna semanal
Perspectivas, en revista Rumbos (desde el 2005)
Durante los años 2000 y 2001, dirigió junto a los periodistas Jorge Cónsole y Gloria
Bertello el programa “El Escaparate” sobre libros y cultura, en Radio Nacional.
Participó como jurado en los siguientes certámenes: Concurso literario
“Guanusacate Letras” (Córdoba, 1998); Premio Nacional “Manuel Mujica Láinez”
(l999); Teatro por la Identidad (nacional, año 2002); Concurso Literario Ingeniero
Roberto A. Astrada (Córdoba, años 2003, 2004 y 2005); Concurso “Hoy día Córdoba”
de Narrativa Fantástica (año 2004), y otros.
Fue organizadora y coordinadora, de las Primeras y de las Segundas Jornadas de
Historia y Literatura en el Museo Histórico del Colegio Monserrat (julio 2006 y Julio
2007).
Dictó cursos de Historia y Literatura en instituciones públicas y privadas:
Seminario para la escuela de cine LA METRO (1998); Municipalidad de Córdoba
(2000 y 2001) dictados en centros culturales del centro y barriales; C.E.P.R.A.M (año
2002); Biblioteca Córdoba (año 2002); Hotel Urbano (2003, 2004 y 2005).
Actualmente se encuentra redactando dos novelas y dicta cursos de historia y
Literatura.
Fue la primera escritora cordobesa en lanzar una Agenda titulada “Mujeres de
Leyenda” en el 2007 y “Pequeñas Reinas” en el 2008.
RAE


Las que gustaron

¡A preparar un Gatuzo!

El Che: Un niño que creció

Conociendo la Luna II

¿Hierba Luisa o Cedrón?

¿Quién fue Benazir Bhutto?