Conocer nuestra Energía

Las explicaciones de la Maestra Elizabeth Varga Ramírez, podrán generarnos pensamientos de coincidencia o de rechazo con su postura dentro de las creencias, pero independiente de ello, es indudable que no dejarán de sorprendernos. Cada cual las hará suyas o las desechará. En cualquiera de las situaciones tendrá la libertad de elección.


Energía
Todo en el universo es Energía. Todo es sólo vibración.
La energía es la fuerza que sostiene la vida en el Universo. Todo es un Sistema formado por múltiples sistemas que a su vez se multiplican en infinitesimales sistemas y todos, absolutamente todos, interactúan con su entorno y entre sí.
Tanto las cosas inanimadas (piedras, cristales, agua, fuego, objetos,…) como los seres vivos (personas, plantas, animales) también son y desprenden energía.
La diferencia está, en que lo inanimado, tiene una vibración fija, y la energía de los seres vivos se encuentra continuamente transformándose de manera muy rápida.
La energía que sostiene y le da vida al cuerpo humano puede percibirse tanto dentro como fuera de éste.
Aquélla que es emanada, se presenta como un halo de luz de colores que forman imágenes, sin límites definidos e imperceptibles a simple vista.
Pareciera una gran burbuja que ha recibido distintos nombres: aura, carga o campo energético, huevo cósmico, bioenergía o ClC.
Esta forma de energía se manifiesta en forma de ondas, cuyo movimiento oscilatorio depende de cada persona ya que lleva su impronta personal, según su existencia o lo que es lo mismo, conforme a la información registrada.
La manera en que se ha usado dicha energía, determinará su personalidad.
Esta energía, estas vibraciones e imágenes que proyectamos es la que se estará enviando contínuamente al Universo y, en consecuencia, el mismo Universo corresponderá con la misma frecuencia.
El aura es como el mundo individual. Todo lo que hay dentro es lo que aparece fuera.
Mientras el contenido energético sea imperfecto, según Elizabeth Vargas Ramírez, será identificado como subconsciencia.
Pero al irse perfeccionando, tales energías imperfectas, irán igualándose a las energías de la conciencia, lográndose así, niveles vibracionales más elevados, más coherentes, armónicos, puros y sutiles.
Según la autora, en la actualidad, este campo energético puede ser captado y fotografiado por la Cámara Kirlian.
Es por esta razón, que las personas deberían ser consideradas Energías en Proceso de Desarrollo o Energías en Proceso de Reconocimiento, y en consecuencia, todas las situaciones de vida que se atraen, deberían ser consideradas como oportunidades energéticas para su evolución.
La energía en realidad es una sola. Es el ser humano, sin darse cuenta, el que le ha puesto nombres a sus diferentes manifestaciones y niveles vibracionales. Pero, éstos existen y tal es así que solemos decir: No, yo no funciono en tu misma frecuencia.
Así, la diferencia vibracional entre unos y otros, los distingue. Esta es la causa por la que, en algunos se dan buenas relaciones y en otros no, al igual que, unos se sienten atraídos y otros se repelen.


Interpretación personal de las enseñanzas de Elizabeth Vargas Ramírez:

Las que gustaron

¡A preparar un Gatuzo!

¿Hierba Luisa o Cedrón?

Conociendo la Luna II

Una plaza mitológica

El Che: Un niño que creció