Energía

Crear un Mundo mejor depende de nosotros mismos. El hombre está comenzando a percibir cambios acelerados en nuestro Camino evolutivo. Nuestra conciencia está despertando a nuevas formas de pensar, experimentar y vivir la vida.


La Energía Universal

La energía es una sola. Ella es una fuente infinita y original, es la que conforma el Universo. Es la resultante de la compleja interacción en todo lo que existe. Cada persona, cada animal, cada planta, cada piedra, cada objeto y cada elemento es una porción de ella.
Las partículas subatómicas que la conforman se encuentran en un constante e ininterrumpido movimiento. La energía, en cualquiera de sus formas, se interrelaciona constantemente entre sí, por eso el Universo existe, por eso los distintos componentes de los otros Mundos diferentes del animal, existen y funcionan organizadamente. Son nada más que Energía expresada más o menos densamente, en más o menos vibraciones.
Lo que llamamos vida, no es más que la manifestación permanente de ese movimiento energético.
Tanto lo denso como lo que resulta imperceptible, se encuentra regulado por continuos movimientos. La energía sutil, el alma o la humanidad inherente no se ven.
Eso no quiere decir que no existan. Dicha energía puede ser percibida en cada conducta, en cada pensamiento, en cada palabra, en cada sentimiento y en cada emoción. Por ejemplo, ser generoso con otra persona puede o no expresarse materialmente, pero los humanos sólo sentimos la generosidad, la vivenciamos, y sabemos que aquello que emerge de la acción o el gesto del otro es una virtud de él mismo, imperceptible al ojo humano, vaya o no acompañada de un objeto. Es parte de la humanidad que nos diferencia. Podemos preguntarnos, entonces, si ésta como otras virtudes no se pueden “ver”, ¿cómo los seres humanos pueden entender su existencia?
La generosidad, que tomamos como ejemplo, es una parte de las energías humanas formadas por un cúmulo de partículas en movimiento que se ordenan y se reordenan según ciertos patrones imperceptibles, que sin embargo logran ser captados por nuestro Ser a través de nuestros pensamientos, los que nuestra Mente interpreta.
Concluyo: El Universo interactúa con Nosotros o con ejemplares de otros Reinos (piedras, plantas, hongos, etc.) como, las partículas en movimiento constante, se interrelacionan con sus entornos auto-generando la Energía que fluye.




Interpretación de artículos leídos en: www.humanismonuevaconciencia.com de la Maestra, Elizabeth Varga Ramírez.

Las que gustaron

¡A preparar un Gatuzo!

¿Hierba Luisa o Cedrón?

Conociendo la Luna II

Una plaza mitológica

El Che: Un niño que creció