Un vívido recuerdo de los años 60. . .


Corrían los años 60 y la adolescencia combativa movía nuestros corazones y estimulaba nuestro pensamiento cuando,  junto al pantalón oxfort y The Beatles, las radios y televisores en blanco y negro de mi país, hablaban de este negro estadounidense que enarbolaba banderas que molestaban a muchos y enardecían los ideales de otros. . .


¡Vale la pena recordarlo!



Con mi  homenaje a la lucha por la discriminación racial, se activa en este prometedor 2013, este Blog con el propósito de contribuir al cambio de nuestros pensamientos en pos de la paz universal y del sano crecimiento de nuestra humanidad

Día de Martin Luther King, Jr.
El tercer lunes de enero de cada año, se celebra en EE.UU el Día de Martin Luther King, Jr., líder activista de los derechos civiles en Estados Unidos. Es reconocido por su trabajo contra la discriminación basada en la raza y el color de las personas.
Martin Luther King, Jr. nació el 15 de enero de 1929 en Atlanta, Georgia y murió en  Memphis, el 4 de abril de 1968. Fue un pastor estadounidense de la iglesia bautista que desarrolló una labor crucial en Estados Unidos al frente del Movimiento por los derechos civiles para los afroamericanos y que, además, participó como activista en numerosas protestas contra la Guerra de Vietnam y la pobreza en general.
Por esa actividad encaminada a terminar con el apartheid estadounidense y la discriminación racial a través de medios no violentos, recibió el Premio Nobel de la Paz en el año 1964. Cuatro años después, en una época en que su labor se había orientado especialmente hacia la oposición a la guerra y la lucha contra la pobreza, fue asesinado en Memphis, cuando se preparaba para liderar una manifestación.



Martin Luther King Nobel prize medal.svg
Martin Luther King Jr NYWTS.jpg
NombreMichael King, Jr.
Nacimiento15 de enero de 1929
AtlantaGeorgia,
Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos
Fallecimiento04 de abril de 1968 (39 años)
MemphisTennesseeBandera de los Estados Unidos Estados Unidos
Nacionalidadestadounidense
Alma máterMorehouse College (B.A)
Crozer Theological Seminary (L.T)
Universidad de Boston (D)
Partido políticoMovimiento por los derechos civiles en Estados Unidos
Creencias religiosasBaptista (Convención Nacional Bautista Progresista)
CónyugeCoretta Scott King (1927 - 2006)
HijosYolanda King (fallecida)
Martin Luther King III
Dexter Scott King
Bernice King
PadresAlberta Williams King
Martin Luther King, Sr.
PremiosPremio Nobel de la Paz (1964),Medalla Presidencial de la Libertad(1977, póstumo), Medalla de Oro del Congreso de los Estados Unidos (2004, póstumo)
Fragmentos de su discurso: "Yo tengo un sueño"

. . . el negro aún no es libre; cien años después, la vida del negro es aún tristemente lacerada por las esposas de la segregación y las cadenas de la discriminación; cien años después, el negro vive en una isla solitaria en medio de un inmenso océano de prosperidad material; cien años después, el negro todavía languidece en las esquinas de la sociedad estadounidense y se encuentra desterrado en su propia tierra. Por eso, hoy hemos venido aquí a dramatizar una condición vergonzosa.
En cierto sentido, hemos venido a la capital de nuestro país, a cobrar un cheque. Cuando los arquitectos de nuestra república escribieron las magníficas palabras de la Constitución y de la Declaración de Independencia, firmaron un pagaré del que todo estadounidense habría de ser heredero. Este documento era la promesa de que a todos los hombres, les serían garantizados los inalienables derechos a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad. Es obvio hoy en día, que Estados Unidos ha incumplido ese pagaré en lo que concierne a sus ciudadanos negros. En lugar de honrar esta sagrada obligación, Estados Unidos ha dado a los negros un cheque sin fondos; un cheque que ha sido devuelto con el sello de "fondos insuficientes".
Pero nos rehusamos a creer que el Banco de la Justicia haya quebrado. Rehusamos creer que no haya suficientes fondos en las grandes bóvedas de la oportunidad de este país. Por eso hemos venido a cobrar este cheque; el cheque que nos colmará de las riquezas de la libertad y de la seguridad de justicia. . . .   1963 no es un fin, sino el principio. Y quienes tenían la esperanza de que los negros necesitaban desahogarse y ya se sentirá contentos, tendrán un rudo despertar si el país retorna a lo mismo de siempre. No habrá ni descanso ni tranquilidad en Estados Unidos hasta que a los negros se les garanticen sus derechos de ciudadanía. Los remolinos de la rebelión continuarán sacudiendo los cimientos de nuestra nación hasta que surja el esplendoroso día de la justicia.
Pero hay algo que debo decir a mi gente que aguarda en el cálido umbral que conduce al palacio de la justicia. Debemos evitar cometer actos injustos en el proceso de obtener el lugar que por derecho nos corresponde. No busquemos satisfacer nuestra sed de libertad bebiendo de la copa de la amargura y el odio. Debemos conducir para siempre nuestra lucha por el camino elevado de la dignidad y la disciplina. No debemos permitir que nuestra protesta creativa degenere en violencia física. Una y otra vez debemos elevarnos a las majestuosas alturas donde se encuentre la fuerza física con la fuerza del alma.
. . . . . . . . . .
No nos revolquemos en el valle de la desesperanza. Hoy les digo a ustedes, amigos míos.
Que a pesar de las dificultades del momento, yo aún tengo un sueño. Es un sueño profundamente arraigado en el sueño "americano".
Sueño que un día esta nación se levantará y vivirá el verdadero significado de su credo: "Afirmamos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres son creados iguales".
Sueño que un día, incluso el estado de Misisipí, un estado que se sofoca con el calor de la injusticia y de la opresión, se convertirá en un oasis de libertad y justicia.
Sueño que mis cuatro hijos vivirán un día en un país en el cual no serán juzgados por el color de su piel, sino por los rasgos de su personalidad.
¡Hoy tengo un sueño!
. . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Sueño que algún día los valles serán cumbres, y las colinas y montañas serán llanos, los sitios más escarpados serán nivelados y los torcidos serán enderezados, y la gloria de Dios será revelada, y se unirá todo el género humano.
¡Hoy tengo un sueño!
. . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Washington, DC
28 de agosto de 1963

Fuente del discuso: http://spanish.argentina.usembassy.gov/discmlk.html



Las que gustaron

¡A preparar un Gatuzo!

El Che: Un niño que creció

Conociendo la Luna II

¿Hierba Luisa o Cedrón?

¿Quién fue Benazir Bhutto?