Historias en Colores I

El Púrpura


Púrpura es el término general usado para denominar un color violáceo preferentemente oscuro, resultante de la mezcla de los colores rojo y azul.
Bajo la teoría del color, Púrpura sería cualquier color definido como no espectral entre el violeta y el rojo, excluyendo ambos.
El púrpura no es un color espectral, sino una mezcla entre los colores rojo y azul, dando una variedad cromática amplia. Sin embargo, existe un desacuerdo sobre qué tonalidades o variaciones de color pueden ser descritas exactamente como púrpura. Algunos expertos prefieren definirlas como magenta o helitropo; esto se debe a la diferente sensibilidad frente al color que tienen los seres humanos, debido a variaciones en la distribución de los conos receptores de los espectros azul y rojo en la retina humana.

El color púrpura (en inglés, The Color Purple) es una película dirigida por Steven Spielberg en 1985 basada en la novela homónima, de Alice Walker,  ganadora del Premio Pulitzer en 1983.
El término Púrpura surge de denominar el color producido por un tinte usado en el proceso del teñido. Según el proceso utilizado, la calidad del tinte y de la tela, puede variar el color resultante.
Además debemos tener en cuenta que las descripciones llegadas a través de relatos, leyendas, distintas lenguas y sus traducciones, seguramente están plagadas de imprecisiones, por lo que según los estudiosos del tema, el Púrpura resulta ser un término confuso en la denominación de este color.


La palabra deriva del griego, del nombre de un crustáceo con el que se elaboraba el tinte Púrpura de Tiro. Se cotizaba a precios muy altos, sobre todo porque su obtención era trabajosa, precisando de hasta 12.000 ejemplares para obtener 1,4 gramos de tinte, que apenas alcanzaba para teñir un paño de tela del tamaño de una toga. Según la leyenda, este color se descubrió mientras Helena de Troya paseaba con su perro durante su cautiverio. El hocico del perro se tiñó de un hermoso color encarnado al masticar la concha de un caracol marino. A los fenicios se les atribuye la invención de las telas teñidas de púrpura, que más tarde entre los romanos fueron usadas como distintivo de la dignidad imperial.
La tonalidad Púrpura de Tiro fue el tinte más conocido y producido en toda la cuenca mediterránea y en su virtud se desarrolló una importante industria.

Fuente:
http://es.wikipedia.org/wiki/P%C3%BArpura y otras lecturas en revistas de decoración y varias.



Las que gustaron

¡A preparar un Gatuzo!

El Che: Un niño que creció

¿Quién fue Benazir Bhutto?

El Che: Un hombre que fue niño

Volviendo a mi casa virtual