Una creencia

Existe una creencia en las sociedades sobre los búhos y lechuzas, según la cual, estas aves nocturnas, giran sus cabezas a 360°.



Debido a que suelen seguir a sus presas y otros objetos casi continuamente con su mirada y que tiene una gran flexibilidad en las vértebras y músculos del cuello es común la creencia de que los búhos y lechuzas pueden girar 360° sus cabezas (es decir dar una vuelta completa de sus cabezas sobre su cuerpo), esto ha sido afirmado por mucha gente en calidad de testigos presenciales.
Lo verdadero es que los Strigiformes pueden girar en torno de su eje de simetría mucho la cabeza (nunca 360°) y muy velozmente volver a poner la cabeza en la posición inicial lo que al ojo humano le crea la ilusión óptica  de que las cabezas de estas aves pueden girar completamente sobre su cuerpo.


Se ha dicho que:

El Búho y la Lechuza son grandes observadoras de todo lo que hay a su alrededor y están relacionadas con el despertar de la consciencia.
Cuando miramos más allá de lo que se ve, desde nuestra existencia profunda y verdadera, despertamos a la realidad: se nos revela la auténtica luz que trasciende la noche.

Fuente: http://pzamarra.com

Las que gustaron

¡A preparar un Gatuzo!

El Che: Un niño que creció

¿Quién fue Benazir Bhutto?

Volviendo a mi casa virtual

Conociendo la Luna II