¿Quiénes o qué cosas roban nuestra energía?

Hace un tiempo comencé a ver en la Red varias y distintas publicaciones sobre un texto atribuido al Dalai Lama.
Dicho texto se titula: “Los diez ladrones de tu energía” Decidí analizar estos consejos a la luz de mi pensamiento.



Tira, recoge y organiza, nada te toma más energía que un espacio desordenado y lleno de cosas del pasado que ya no necesitas.


Éste, es el caso de los apegos a las cosas, los recuerdos, las señales del pasado transformadas en libros que no leímos, en machetes de la secundaria o mensajes de novios o novias que alguien guardó para recordar momentos juveniles, en juegos que no usamos pero que nos regaló la tía. . . y por eso lo guardamos, ese vestido que te pusiste en la fiesta de quince de tu amiga predilecta, ese tarrito de plástico que te pudo servir para guardar tornillos, ropa para arreglar que nunca arreglaste, la entrada al teatro donde actuó tu cantante preferido, zapatos pasados de moda que no volverás a usar, electrodomésticos que guardas para arreglar y no lo hacés nunca, cartas que no leerás y mil cosas más que ocupan un espacio y, absorben la energía. 
¡No guardes lo que no vas a usar!  ¡Regálalo!


Si tu espacio está desordenado, el desorden disminuirá la energía de ese ambiente, afectará tu ánimo y dificultará  su libre fluir.



Puede concluirse, que es conveniente para nuestra propia salud emocional y mental mantener el orden en nuestro diario vivir respecto de las cosas que nos rodean, aprender a organizarlas y disfrutar de los espacios ordenados, no guardar objetos porque sí.
Hacer cada tanto una selección de ellos, nos devolverá lugar y nos reconfortará, si con los mismos podemos beneficiar a alguien.


Las que gustaron

¡A preparar un Gatuzo!

El Che: Un niño que creció

¿Quién fue Benazir Bhutto?

El Che: Un hombre que fue niño

Volviendo a mi casa virtual