Historias en Colores V



El Rosa (Segunda parte) 


La denominación de color rosa incluye a una familia de tonalidades a las que se llama indistintamente rosa.
El rosa (del latín rosa, que designa a la flor homónima) o rosado (del latín rosātus, ‘del color de la rosa’) es un color que puede describirse como un rojo vivo aclarado, es decir, mezclado con blanco.
Su nombre en castellano delata su referencia originaria: el color de las flores de las variedades rosadas clásicas de los primeros rosales.



Desde la antigüedad, el cultivo de rosales estaba muy difundido, tanto como plantas ornamentales, cuanto como plantas con propiedades medicinales y aromáticas, usadas en la elaboración de  de aceites y ungüentos, perfumes y cosméticos.
La rosa ha sido considerada como símbolo de belleza por babilonios, sirios, egipcios, griegos y romanos.

El cultivo del rosal es muy antiguo: Las rosas estuvieron presentes en los fabulosos jardines de Babilonia (2845 a. C.). Existen datos de la presencia de rosales en los antiguos jardines chinos de más de 3000 años a.C.

Los primeros datos de su utilización ornamental en Occidente, se remontan a Creta (siglo XVII a. C). La primera imagen occidental de una especie de rosa se encuentra en la Isla de Cnossos, Grecia, y corresponde al siglo XVI a.C. La Isla de Rhodas, también en Grecia, recibió ese nombre por los rosales que en ella se cultivaban, reflejado en monedas de la isla con grabados de rosas que datan de 4000 años a.C. Fueron muy populares también entre griegos y romanos. En la "Ilíada", Afrodita embalsama con aceite de rosas el cuerpo muerto de Héctor.



Los primeros híbridos de Europa se realizaron entre especies europeas y asiáticas.


En la Edad Media, cuentan las crónicas, su cultivo se restringió a Monasterios. A fines de 1700, fue introducida en Europa, la Rosa de Bengala, con flores pequeñas agrupadas. Para el comienzo de 1800, lo hizo la llamada Rosa de Té, originaria de China.
Surge así, la pasión por el cultivo de los rosales, expuestos en salones, jardines y paseos. Una ostentación de coleccionar distintas variedades de rosas que crece durante todo el siglo XIX cuando también comienzan a llegar a Europa variedades del extremo oriente, donde su cultivo fue también muy relevante.

Las colecciones de rosas se han multiplicado desde entonces.











La rosa ha sido la flor preferida de poetas y literatos y ha estado presente en la Mitología y en las Leyendas y fábulas de todo el Planeta.


Fuentes:
Diversas lecturas sobre el tema en Revistas y artículos.
Apreciaciones personales.

Las que gustaron

Jin Ji Du Li :Lograr el equilibrio. . .

Tal vez no lo sepas

¡A preparar un Gatuzo!

¿Quién fue Malena?

¡Los guacamayos no se divorcian!