Investiguemos, informémonos, aprendamos, estudiemos, porque el conocimiento es la única herramienta que nos puede salvar

¿Podemos vivir 100 años?

Podemos ser nosotros los nuevos viejos, artífices y a su vez, protagonistas de este cambio, mientras nos mantengamos activos desde el cuerpo, la mente y el espíritu. De nosotros dependerá estar a la altura de este desafío para que a través de nuestras conductas, experiencias y condición saludable, seamos un aporte de sabiduría y no una carga para las generaciones por venir.


Busca en este Blog!

¿Qué es la vitamina D?




La vitamina D es un nutriente necesario para la salud y para mantener los huesos fuertes, ya que su principal función es ayudar en la absorción del calcio que nuestro esqueleto requiere para su crecimiento y regeneración. Las personas que consumen vitamina D en cantidad muy escasa pueden tener huesos débiles, delgados y frágiles, un trastorno que se denomina raquitismo en los niños y osteoporosis en los adultos.


La vitamina D juega un papel importante en los sistemas nervioso, muscular e inmunológico, por ejemplo: Los músculos requieren de esta vitamina para el movimiento. Los nervios la necesitan para transmitir mensajes desde el cerebro a distintas partes de nuestro cuerpo, y el sistema inmunitario emplea la vitamina D para combatir los virus y bacterias que lo invaden.

¿Cuánta vitamina D es saludablemente necesaria?

La cantidad de vitamina D que nuestro cuerpo requiere por día depende de la edad.
Las cantidades promedio diarias de vitamina D, expresadas en unidades internacionales (IU), para las personas de diferentes edades son las siguientes, según especialistas en el tema:  1 - Bebés:    400 UI                                                                           
Niños; Adolescentes; Adultos; Mujeres embarazadas y en período de lactancia:600 UI.                              
Adultos mayores:  800 UI

¿De dónde se obtiene la vitamina D?

Puede obtenerse vitamina D de tres fuentes distintas:
1 - A través de la piel, 2 - de la dieta y 3 - de suplementos dietarios.


1 – Nuestro cuerpo forma la vitamina D naturalmente después de la exposición al sol. La piel produce vitamina D al exponerse directamente a la luz solar. La mayoría de las personas cumplen al menos en parte con su requerimiento de vitamina D de esta forma. La piel expuesta a la luz solar en ambientes interiores, a través de una ventana, no produce vitamina D. Los días nublados, la sombra y la piel de color oscuro también reducen la cantidad de vitamina D que produce la piel.

Mi médica me aconseja 10 minutos diarios al sol.

Sin embargo, demasiado sol puede llevar al envejecimiento y al cáncer de piel, así que muchas personas tratan de obtener su vitamina D de otras fuentes.

2 - Muy pocos alimentos contienen esta vitamina en forma natural:


•        Los pescados grasos, como el salmón, el atún y la caballa se encuentran entre las mejores fuentes de vitamina D.
•        El hígado vacuno, el queso y la yema de huevo contienen cantidades menores.
•        Los hongos aportan cierta cantidad de vitamina D. En ciertos tipos de hongos que ahora se encuentran a la venta, se aumenta el contenido de vitamina D al exponerlos a la luz ultravioleta. Los alimentos fortificados con vitamina D agregada aportan la mayor parte de esta vitamina en las dietas de las personas.

En países desarrollados, casi toda la leche está fortificada con 400 UI de vitamina D en un litro. Sin embargo, los alimentos a base de leche, como el queso y el helado, en general no están fortificados.

Además, ciertos cereales para el desayuno y algunas marcas de jugos de naranja, yogures, margarinas y bebidas a base de soja contienen vitamina D agregada.

3 - Podemos consumir bajo la supervisión de nuestro médico de cabecera, suplementos de vitamina D.


Advertencia:

Las personas que pueden necesitar vitamina D extra, son:
•        Las personas mayores
•        Los bebés que son amamantados
•        Las personas de piel oscura
•    Las personas que padecen ciertas enfermedades del hígado, fibrosis quística y enfermedad de Crohn.
•        Las personas obesas o las que han tenido una cirugía de derivación gástrica

Fuente:
NIH: Oficina de Suplementos Dietéticos (Medline)


2 sabios comentarios:

  1. Muy sabia e interesante tu entrada. Mi medica me recomendo los diez minutos de sol, por mis huesos, cosa que hago siempre que se puede.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  2. Gracias María Rosa. Coincidimos con el consejo. Yo al menos lo tomo cuando salgo a la calle. Un abrazo.

    ResponderEliminar

La conexión es sabiduría. Gracias por conectarte!

Los años no vienen solos, por Zunilda Moreno. Con la tecnología de Blogger.

En el Universo de Google+

Tango

Tango
De la pintora argentina: Graciela Godoy

¿Sabías?

En el transcurso del siglo XXI, una cantidad inédita de personas extenderá su vida. Y no únicamente en los países desarrollados, como ocurrió hasta hace poco. La población de más de 85 años ya aumentó notablemente en América Latina, mientras que la población de más de 65 años viene creciendo a un ritmo del 2% anual, según (OPS).

(Organización Panamericana de la salud)




Mis amigos de Google+

Me acompaña de noche

Me acompaña de noche

14 de Diciembre

14 de Diciembre
Gracias Rebecca. Yo también soy Sagitario

El deber ser

«Que, puesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz”

(Constitución de la UNESCO)

Para pensar

Para pensar
Los errores no se niegan, se asumen. Los pecados no se juzgan, se perdonan. Y el amor no se grita, se demuestra.

El tiempo, hoy, nuestro amigo

El tiempo, hoy, nuestro amigo

Importante

“Envejecer es un fenómeno inexorable, pero tiene algo modificable: su ritmo”

Dr. Juan Hitzig

Médico gerontólogo argentino

Aquí estamos

¡Sigueme by Email!

El tiempo pasa, que no sea en vano

El tiempo pasa, que no sea en vano

Al amor


youtu.be/JNS9eKItlD0

Blog Archive