martes, 25 de octubre de 2011

Arándanos


En distintas publicaciones científicas y relacionadas con la salud de los humanos, desde hace unos años se viene considerando al arándano o blueberry (Vaccinium corymbosum) pequeño fruto acidulado, de la familia de los berries, como un alimento que combate las grasas y en consecuencia favorecedor de la pérdida de peso.



Pero últimamente estudios de carácter preliminar realizados sobre ratones, expuestos en el Congreso 2011 de Biología Experimental, organizado por la Sociedad Americana de Nutrición y celebrado en Washington, EE.UU, han demostrado que el arándano tiene la propiedad de deshacer la grasa. La clave parece estar en los polifenoles, un compuesto que estos frutos contienen en cantidades apreciables.
En dicho Congreso se han presentado los resultados de una investigación llevada a cabo por científicos de la Universidad Femenina de Texas. De esta forma, su consumo podría convertirse en una propuesta de adelgazamiento y salud.


Según Shiwani Moghe, responsable del estudio, analizaron el papel de los polifenoles (presentes en abundancia en los arándanos) en la formación de células grasas a partir de células no diferenciadas. Y lo hicieron en cultivos realizados en la piel de ratones. Los resultados fueron bastante rotundos, y se comprobó que a mayor dosis de polifenoles, mayor era la destrucción de las mencionadas células grasas.

Los autores concluyen que los polifenoles combaten la formación de dichas células, produciéndose la destrucción de las mismas (lipólisis). Dicho de otra forma, se combate la obesidad en su etapa molecular inicial. En función de la cantidad de polifenoles empleada, la disminución de grasa osciló entre un 27 y un 73%, en comparación con el grupo de control.

Sin embargo, hay que recalcar que estos resultados son preliminares, como reconocen los propios autores del estudio, y falta aún mucho por investigar. Lo más importante al respecto es que dichos resultados deben confirmarse en humanos, pues no sería la primera vez que respondemos ante un principio activo de forma muy diferente a como lo hacen los roedores. También hay que asegurarse de que no se producen efectos secundarios perjudiciales si se utilizan los polifenoles a dosis eficaces y, por último, hay que determinar estas dosis.

4 comentarios:

  1. ¡Holaaaa! Recogido tu reconocimiento en tu blog Viajando por el fin del mundo, el cual agradezco enormemente, te dejo en esta otra tu casita, un doble abrazo. Muy interesante esto de los arandanos. Están plantando una gran plantación de arandanos cerca de mi casa y no tenía ni idea de estas propiedades. Sabía que en países como Gran Bretaña,Belgica y Alemania son consumidos en grandes cantidades, sobre todo en mermelada. Jejjeje ¿será por eso que los del norte de Europa son flacuchos? :)
    Un abrazoteeeee

    ResponderEliminar
  2. Nos empeñamos en consumir productos publicitarios y una vez más la respuesta llega de la madre naturaleza. Si es que no aprendemos. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Aquí, también se come en mermelada, Marisa y flia, que se aumenta ehhh!!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Toda la razón para ti, Karras. Gracias por estar en todos mis Blogs.

    ResponderEliminar

Si comentas, intercambiaremos Sabiduría. . .

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...