Guía Dietética para 2016


La Guía Dietética para el 2016
La ciencia progresa, presenta cambios y las recomendaciones nutricionales para las personas también  cambian.

Cada cinco años el gobierno en Estados Unidos publica una Guía Dietética (Guía Alimenticia). Ésta consta de una serie de recomendaciones basadas en estudios científicos con el propósito de mejorar cómo comemos y, de esta forma, reducir la obesidad y prevenir enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, la hipertensión y las propias del corazón. Por sobre todo enfatiza la importancia de tener patrones de consumo de alimentos nutritivos.


Los estudios demuestran que muchas de las enfermedades crónicas pueden prevenirse con una dieta sana y ejercicio. Este es el caso para la mitad de los adultos en EEUU (como 117 millones de personas). De acuerdo a un reporte, 2/3 partes de los estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos debido a una combinación de una dieta mala y sedentarismo.


Pienso que estas recomendaciones pueden aplicarse en toda Latino-América y en Europa.
Los países orientales tienen su propia Pauta alimentaria.

 La Guía Dietética del 2016, recomienda que debemos concentrarnos en comer:

  •          Una variedad de vegetales (de colores verde oscuro, naranja y rojo)
  •         Frutas (especialmente la fruta entera)
  •          Granos (al menos la mitad de ellos deben ser granos integrales)
  •          Lácteos bajos en grasa o desgrasados (incluyendo leche, yogurt y queso)
  •          Alimentos que contienen proteína y grasas, especialmente proveniente de plantas y de nueces.
  •          Carne magra.




Por primera vez menciona el consumo moderado de café como parte de una dieta saludable (desde luego, siempre que no tengas alguna restricción o contraindicaciones para beberlo).



La Guía Dietética del 2016, recomienda que debemos concentrarnos en limitar:

  • El consumo de azúcar a no más del 10% de las calorías diarias. O sea, en una dieta de 2,000 calorías al día, la persona tendría que reducir su consumo de azúcar a sólo 12 cucharaditas.
  • La cantidad de sal (sodio) a 2.300 mg al día (que equivale a una cucharadita al día). La mayoría de las personan comen mucho más que esto diariamente. Es importante leer las etiquetas de los alimentos envasados y no usar el salero en la mesa.
  • La cantidad de grasas saturadas, contenidas especialmente en las papas fritas, la comida chatarra y la bollería (masas, tortas, bollos, facturas).  




Desde luego que el patrón saludable se puede adaptar al gusto, a la cultura, a la tradición y al bolsillo de cada persona.



Te espero cada martes


Entradas populares de este blog

¡A preparar un Gatuzo!

¿Quién fue Benazir Bhutto?

El Che: Un niño que creció