La receta del mes

MP4723

Muslos de pollo a la turca

Esta deliciosa receta que proviene de la cocina mediterránea, es rica en potasio, libre de gluten y baja en calorías, carbohidratos, sodio y grasas saturadas. Es apta para diabéticos, saludable para el corazón y ayuda a mantener un peso saludable.

Ingredientes:
8 muslos de pollo con hueso, sin piel y recortados
2 cucharadas de jugo de limón
1 taza de yogur natural bajo en grasa
2 dientes de ajo, picado
1 cucharada de jengibre fresco picado
2 cucharaditas de páprika o pimentón picante
1 ½ cucharadita de menta desecada
½ cucharadita de sal

Preparación:
Colocar el pollo en un bol o tazón grande. Agregar el jugo de limón y mezclar. Aparte, mezclar el yogur, el ajo, el jengibre, la páprika, la menta y la sal en otro tazón. Verter la mezcla de yogur sobre el pollo,  mezclando. Tapar con papel film (plástico para comidas) y dejar en el refrigerador durante al menos 1 hora o hasta el otro día.
Encender el horno a temperatura máxima. Colocar el pollo en una asadera aceitada, descartando la marinada. Cocinarlo por 15 minutos hasta que tome un color dorado. Reduce la temperatura del horno y hornea el pollo hasta que esté jugoso y cocido, unos 15 minutos más. Servir de inmediato. Puede acompañarse con espinaca saltada o un puré de batata (camote) o de calabaza.

Nota:
Los muslos de pollo tienen más contenido graso que otros cortes, la pechuga por ejemplo, pero tienen el beneficio de ser jugosos y sabrosos. Para minimizar la grasa, se debe quitar la piel y recortar perfectamente los muslos. Para una cocción rápida, se pueden utilizar muslos deshuesados y sin piel.

Rinde: 4 porciones

Fuente: 
http://www.vidaysalud.com/recetas-saludables/principales/muslos-de-pollo-a-la-turca/ con modificaciones propias.


El tiempo pasa que no sea en vano

Las que gustaron

¡A preparar un Gatuzo!

El Che: Un niño que creció

¿Hierba Luisa o Cedrón?

Conociendo la Luna II

¿Quién fue Benazir Bhutto?