En estas fiestas. . .

¡Por un Mundo Mejor!

A esta altura de la historia de la humanidad, yo creo que en todos los habitantes del planeta civilizado existe la aspiración de vivir un Mundo Mejor.
¿Qué mundo vamos a dejar para la descendencia que viene ya en camino y para la que vendrá?



La meta es inobjetable, pero qué significado tiene o debe tener para que contribuyamos a lograrla. Por cierto, si nos preguntaran ¿Qué queremos cambiar?, responderíamos: No deseamos más guerras, matanzas, secuestros, robos, enfermedades, hambre, miseria, abandono, prostitución, inseguridad, corrupción, impunidad, esclavitud, intervencionismo, instituciones débiles y colapsadas, inequidad en la distribución de las cargas y las riquezas, sin que la enumeración fuese taxativa. Por supuesto que sí. Eso es en gran parte lo que entendemos por un Mundo Mejor.
Pero, no podríamos pedir un mundo sin cataclismos, tsunamis, terremotos y otros desastres naturales. Sencillamente porque todavía continúan no dependiendo de la mente humana. No hemos encontrado aún la forma de detenerlos con nuestros pensamientos de Hoy, con nuestra capacidad humana restringida, con la información que no se atesora en Sabiduría. Estos fenómenos de la Naturaleza pertenecen al "afuera" de nuestro Ser.
Mientras tanto, deberíamos acostumbrarnos a pensar, sólo a manera enunciativa de una larga lista de ejemplos: En el respeto por el prójimo en su persona y en sus bienes, en el cumplimiento de las normas que nos rigen desde la ética a lo jurídico, en la tolerancia étnica, religiosa y de opinión, en la libertad de expresión, en la búsqueda del diálogo que lleva a la confrontación sana, en la mediación para resolver los conflictos personales y colectivos mediante acuerdos, en la valoración y cuidado del Medio Ambiente, porque así comenzaríamos a transformarnos desde “el adentro” para luego influir en “el afuera”, mejorando la calidad de la conducta ciudadana colectiva . Y a imagen y semejanza del ciclo de la vida, tendríamos que comenzar por la familia como primera responsable. ¿Qué clase de seres dejaremos para el Mundo del mañana?


El hombre como especie se está desarrollando, está comenzando a percibir signos indicadores de sus cambios, ahora puede mirar para “el adentro” y comprender que somos, co-creadores “del afuera”, es decir de ese Mundo que nos preocupa.
Comencemos a cambiar cada uno de nosotros, haciéndonos cargo de nuestra propia humanidad, busquemos esa especie mejor que podemos ser y veremos como cada uno, desde su lugar en la vida, podrá forjar un Mundo Mejor.
¡Celebremos que podamos darnos cuenta!


Alcemos las copas en estas fiestas,
¡Por una Humanidad mejor!
¡Por un Mundo mejor!

Pensamiento propio inspirado en algunas reflexiones de la Lic. Elizabeth Varga Ramírez, de Venezuela, en su antigua web: 
http://humanismonuevaconciencia.com
Hoy: https://es-es.facebook.com/...Elizabeth-Varga-Ramirez/21897684490707...

Investigadora Humanista y Especialista en el Lenguaje Corporal
de las Energías 

Las que gustaron

Jin Ji Du Li :Lograr el equilibrio. . .

Tal vez no lo sepas

¡A preparar un Gatuzo!

¿Quién fue Malena?

¡Los guacamayos no se divorcian!