Secretos que se cuentan I


Secretos de cocina

¡Vale la pena recordarlos!
Hoy: El huevo

Quienes hemos estado a los tumbos en la cocina, cuando aparece un tiempo para dedicarle, nos preparamos para cocinar algo rico, sano, que les guste a todos. En algunos casos, la llegada del domingo o de algún festejo o reunión especial, nos predispone. También podemos hacerlo por simple gusto. En general, una costumbre que ha de venirnos de la madre Patria, es preparar algo dulce para la tarde del domingo.
Seguro, en tal preparación, usaremos huevos. Y aquí viene la pregunta y la respuesta:


¿Cómo sabemos si un huevo es fresco?

Para ello, sólo se requiere que pongamos el huevo crudo en un bol o recipiente con agua y:
  • Si se hunde y queda de costado, es bien fresco.
  • Si se hunde y queda parado, está en el límite.
  • Si flota, seguramente se encuentra en mal estado: ¡No lo uses!
En este último caso, ello ocurre porque al envejecer, la yema y la clara del huevo, pierden humedad y la cámara de aire que las contiene y protege, se va agrandando, con lo cual el huevo flota.


Las que gustaron

¡A preparar un Gatuzo!

¿Hierba Luisa o Cedrón?

El Che: Un niño que creció

Conociendo la Luna II

¿Quién fue Benazir Bhutto?