¿Sabes qué es la Mononucleosis?


Es una enfermedad que aparece generalmente en primavera y puede comenzar con un beso.


Es una enfermedad contagiosa producida por un virus que se transmite a través de la saliva y ocasiona modificaciones en los glóbulos blancos, provocando la manifestación de amigdalitis, fiebre, debilidad y malestar generales.
Esta enfermedad se denomina Mononucleosis infecciosa por la presencia de un elevado número de glóbulos blancos en la sangre (células mononucleares).

La Mononucleosis es una enfermedad infecciosa, causada por el virus Epstein-Barr (VEB), que pertenece a la familia del herpes y que puede afectar tanto a los niños como a los adultos, sin embargo, es más común entre los adolescentes. Los lactantes y los niños pequeños pueden tener síntomas muy leves o no tener síntomas en lo absoluto.

El VEB puede causar varios síntomas diferentes, dependiendo de la cepa del virus y de otros factores aún no aclarados. En la mayoría de los niños menores de 5 años la infección no provoca síntomas, y en los adolescentes y los adultos puede producirlos o no.

A la Mononucleosis, también se le conoce como la “enfermedad del beso” porque se contagia a través de la saliva y el contacto cercano. Se presenta con mayor frecuencia entre los 15 y los 25 años, etapa en la que los noviazgos y amoríos se dan socialmente más.


Como se transmite a través de la saliva, no son sólo los besos los culpables: también compartir almohadas, cigarrillos, chupetines, lápices para labios, vasos, cubiertos, etc. Durante los primeros días, las personas infectadas no tienen síntomas, lo que hace que sea más fácil su contagio.
Los síntomas de la “enfermedad del beso” o Mononucleosis se parecen a los de la gripe. Entre ellos se encuentran los siguientes: fiebre, somnolencia, malestar general, pérdida del apetito, dolores musculares, inflamación de las amígdalas (anginas), dolor de garganta, dolor de cabeza, inflamación de los ganglios linfáticos, en especial los ubicados en el cuello y las axilas y, además, inflamación del bazo, erupciones en la piel.



El virus causante de la “enfermedad del beso” tiene un periodo de incubación de entre 4 y 6 semanas y sus síntomas desaparecen generalmente a las dos semanas, aunque los ganglios y las amígdalas pueden seguir inflamados.


Afortunadamente, no se trata de una enfermedad seria. Sin embargo, como suele suceder, una condición inofensiva que se complica puede volverse un asunto serio. Entre las complicaciones que pueden suceder se encuentran: el aumento en el tamaño del bazo que puede ocasionar que se reviente y tengan que someterte a cirugía; hepatitis e ictericia (dos condiciones que afectan al hígado), anemia, disminución en la cuenta de plaquetas (las células que se encargan de la coagulación de la sangre), problemas del corazón, meningitis y amígdalas inflamadas (hinchadas) que interfieran con la respiración.


Los antibióticos no funcionan para tratar las enfermedades virales como la “enfermedad del beso” o Mononucleosis. Por eso, la recomendación médica incluye descansar y tomar muchos líquidos y para aliviar el malestar y el dolor, se indica Paracetamol o Ibuprofeno.
No hay una prevención de esta enfermedad virósica, pero si el enfermo sabe que está infectado(a) se recomienda, no besar o compartir cubiertos, vasos, platos y comida con otras personas hasta que se hayan pasado los síntomas.
En la recuperación, el reposo y los líquidos son clave.  No existe un tratamiento específico.
Esta enfermedad deja Inmunidad después de padecerla, por lo que es rarísimo volver a contraerla en una segunda oportunidad. Sí es posible la portación del virus Epstein–Barr sin síntomas y estaríamos frente a un portador sano en tal caso. *



Síntesis
La Mononucleosis, no requiere por lo general, atención médica, pero sí diagnóstico.
El diagnóstico se confirma mediante un análisis de sangre.
Se cura en cuestión de días o semanas (De 7 a 15 días)
Se transmite por la saliva.
Los síntomas incluyen fatiga, fiebre y glándulas inflamadas.
El tratamiento incluye reposo, ingesta de líquidos y medicamentos analgésicos y antifebriles de venta libre para aliviar los síntomas.


Algunas fuentes de esta entrada:








Comentarios

  1. Es bueno aprender cada día. . . ¡Salud,amigos!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Zuni por la valiosa información brindada en este post! Cariños y salud para vos también!! Lau.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

La conexión es sabiduría. Gracias por conectarte!

Las que gustaron

¡Lávate las manos!

¿Hierba Luisa o Cedrón?

¡A preparar un Gatuzo!

No es fácil ser cordobés. . .

Nuestra bandera