De Fiesta Mi Ciudad

Presencias de Identidad
Entender quiénes fuimos
Saber quiénes somos  Imaginar quiénes seremos


Iglesia Nuestra Señora de la Merced de Alta Gracia,
 Córdoba, Argentina

Mi ciudad, tiene como Patrona a la Virgen de la Merced y por ello, hoy es día de fiesta en Alta Gracia.

Antes, un poco de historias. . .

24 de septiembre de 1812
Las tropas comandadas por el General Manuel Belgrano derrotan en una impresionante victoria a las fuerzas realistas en la batalla de Tucumán, en el Campo de las Carreras.


Según los historiadores, la batalla de Tucumán tiene un significado especial en la causa de la Revolución de Mayo, porque frenó la avanzada realista hacia Buenos Aires, desde el Norte, siendo el antecedente y aval  de la batalla de Salta (segundo triunfo).
Más allá de su trascendencia política, dicha batalla librada en Tucumán el 24 de septiembre de 1812, resulta significativa desde el punto de vista militar. Según el historiador Vicente Fidel López esta batalla "fue la más criolla de todas las que se han dado en el territorio argentino y su estudio puede y debe contribuir a la resolución de los problemas de la guerra".

24 de septiembre, día de la Virgen de la Merced

La Virgen de la Merced o Nuestra Señora de las Mercedes es una de las advocaciones marianas de la Virgen María. También, Virgen de la Misericordia, Generala de los Ejércitos Celestiales, la Mujer Vestida de Sol y la Reina de la Paz.
En su conmemoración se ha establecido la fiesta de la Merced o de las Mercedes, el día 24 de septiembre.


La Virgen de la Merced como Generala del Ejército

24 de septiembre de 1812: Una página de la historia. 

En la mañana del 24 de septiembre de 1812, día del combate, el General Belgrano, sabiendo que, cuando las fuerzas humanas flaquean, sólo resta la protección divina, ora largo rato ante el altar de la Virgen de la Merced. Desobedece la orden del gobierno de Buenos Aires de replegarse hasta Córdoba, quedándose en la ciudad de Tucumán y pone la suerte de sus armas, en las manos de la Virgen, justamente en la fecha de su  festividad.
Según cuenta la tradición, al salir de la Iglesia para dar las últimas órdenes, el General se cruza con varias damas tucumanas que van también a rogar por la misericordia de la Virgen. Belgrano les dice al pasar: “pidan milagros señoras, que de milagros hemos de necesitar hoy”.
En el parte que transmitió al Gobierno, Belgrano hizo resaltar que la victoria se obtuvo el día de Nuestra Señora de las Mercedes, bajo cuya protección había puesto las tropas.
El parte rezaba: “La patria puede gloriarse de la completa victoria que han tenido sus armas el día 24 del corriente, día de Nuestra Señora de las Mercedes bajo cuya protección nos pusimos”.
El general Belgrano puso en manos de la imagen de la Virgen su bastón de mando y la  proclamó Generala del Ejército.
La entrega se efectuó  durante una solemne procesión acompañada por todo el Ejército del Norte, que terminó en el Campo de las Carreras, donde se había librado la batalla.

Generala
Las religiosas de Buenos Aires, al tener conocimiento de estos actos de devoción, remitieron a Belgrano cuatro mil escapularios  de la Virgen de la Merced para que los distribuyera a las tropas. Antes de partir rumbo a Salta, el Ejército del Norte al mando del General Manuel Belgrano se congregó frente al atrio del templo de Nuestra Señora de la Merced, donde fueron entregados los escapularios. Tanto los jefes y oficiales, cuanto las tropas, los colocaron sobre sus uniformes.
A partir del año 1812, el culto a Nuestra Señora de las Mercedes adquiere una gran solemnidad y popularidad. En 1813, el Cabildo de Tucumán pide al gobierno eclesiástico la declaración del vicepatronato de Ntra. Sra. de las Mercedes "que se venera en la Iglesia de su religión" y ordena de su parte que los poderes públicos celebren anualmente su fiesta el 24 de septiembre.
El 4 de septiembre de 1813 la Autoridad Eclesiástica, por Decreto especial, declara festivo en homenaje de la Virgen de las Mercedes, el 24 de septiembre.
Al cumplirse el centenario de la Batalla de Tucumán, el 24 de setiembre de 1912, el pueblo de Tucumán pide y obtiene de la Santa Sede la coronación Pontificia. La imagen de Nuestra Señora de las Mercedes de Tucumán fue coronada solemnemente, en nombre del Papa Pío X, 100 años más tarde. El oro y las joyas de las familias tucumanas de entonces labran la corona que, actualmente adorna la sagrada imagen en su fecha festiva.
El 22 de junio de 1943, el Presidente de la República, General Pedro P. Ramírez, por decreto aprobado el día anterior con sus ministros, dispuso:

“Quedan reconocidas con el grado de Generala  del Ejército Argentino: la Santísima Virgen María, bajo la advocación de Nuestra Señora de las Mercedes, y la Santísima Virgen María, bajo la advocación de Nuestra Señora del Carmen".

Generala
Dato histórico

Con los primeros conquistadores que llegan a las tierras del Tucumán, vienen los Padres Mercedarios a implantar, difundir y afianzar la devoción a la Virgen en su advocación de la Merced. En la primera mitad del Siglo XVII, ya era popular la veneración a la sagrada Imagen de la Merced, es por ello que en el año 1774 se erige canónicamente la Cofradía de la Virgen de la Merced. La nueva constitución de la misma fue aprobada en 1787 por el Obispo de Córdoba del Tucumán, Fray José Antonio de San Alberto.


Fuentes:
 http://www.elsigloweb.com/nota.php?id=100406



Comentarios

Las que gustaron

¡Lávate las manos!

¿Hierba Luisa o Cedrón?

¡A preparar un Gatuzo!

No es fácil ser cordobés. . .

Nuestra bandera