30 de Noviembre:Día Nacional del mate



Presencias de Identidad
Entender quiénes fuimos
Saber quiénes somos  Imaginar quiénes seremos




Hoy es el "Día Nacional del mate"
El compañero infaltable de todos los días para muchos y el "personaje" principal de toda reunión familiar o de amigos.


El mate, tiene a partir de la sanción de la Ley respectiva en enero del año 2015, su conmemoración oficial, cada 30 de noviembre. La elección del día coincide con el nacimiento de Andrés Guacarí y Artigas, (1778-1821), un aborigen militar de la provincia de Misiones, adoptado por el General Gervasio de Artigas, que fomentó la producción y distribución de la yerba mate.


Podemos decir que nos acompañó desde la cuna, en la formación y desarrollo del Ser Nacional.



El mate, una bebida, una infusión, una planta, una costumbre, una parte importante de la vida de los argentinos, enraizado con nuestras tradiciones primigenias, legado cultural de los antiguos nativos guaraníes, se impuso rápidamente en la sociedad de la época de conquista y colonización.

"La primera referencia del uso de la yerba-mate en estas tierras nos llega de parte del Adelantado Hernando Arias de Saavedra (Hernandarias) en 1592. Según lo observado por él, y relatado por Ruíz Díaz de Guzmán en el libro "Breve Historia de etapas de Cosquista"(1612), los indios Guaraníes llevaban, junto a las armas, unas pequeñas bolsas de cuero ("guayacas") en los que guardaban hojas de yerga mate triturada y tostada que masticaban o colocaban en una calabaza con agua y sorbían ya sea usando sus dientes como filtro o por medio de un canuto de caña. Según los españoles estas hojas les daban mayor resistencia para las largas marchas o en las labores diarias."


El mate: Esta infusión, a base de yerba-mate, era usada ya por los guaraníes, pueblo nativo del Paraguay y NE de Argentina, cuando arribaron a estas tierras, en misión evangelizadora, los hermanos de la Compañía de Jesús. Los Jesuitas, que se establecieron en una amplia zona, parte de la cual, hoy ocupa la Provincia de Misiones, mejoraron su cultivo, y signaron la tierra misionera como el lugar de nuestro país, donde se ubican los mejores yerbatales.


El recipiente en el que se ceba el mate, se llama "mate", el que puede ser hecho de calabaza curada, (tradicional) o un jarrito enlozado o de loza, vidrio, metal o madera. 


La infusión se toma con bombilla, la que generalmente es de metal, aunque también las hay en caña o madera.
En la época de la Colonia, los hidalgos tomaban el mate, en mate y con bombilla de plata. Son famosos los trabajos repujados y labrados de los orfebres de la Buenos Aires colonial.


El recipiente que contiene el agua para la cebadura es la pava (actualmente casi no se usa ya que ha sido reemplazada por el termo el que forma parte del equipo del mate que  permite tomarlo en cualquier lugar u ocasión).
El agua de la pava o termo se considera "a punto" unos grados antes de la ebullición. Si el agua hierve, según la tradición ya no sirve para el mate.


Es hogareño, invita a la unión y participación, por lo tanto no es discriminatorio de raza, sexo, estado o posición social. Hasta no hace mucho los únicos que tomaban mate eran los jóvenes y adultos. Hoy, los niños participan cuando ya el agua se va entibiando.

Sus propiedades



El mate es una bebida considerada muy saludable y se puede cebar dulce o amargo.
El mate es antioxidante por su composición de tanino, vitamina C, selenio y clorofila. Estimula la actividad muscular y pulmonar y regula el ritmo cardíaco.
Produce una sensación de bienestar, vigor y lucidez intelectual. Es digestivo y optimiza la absorción nutricional del organismo regulando en general todas sus funciones de asimilación.

Aconsejan los entendidos:



Cargue el mate con la yerba elegida
Tape la boca del mate.
Vuélvalo boca abajo y agítelo enérgicamente.
Retórnelo suavemente a su posición normal-
Notará que la yerba fina se ubica en la superficie y la gruesa en el fondo.
De esta manera no se tapará la bombilla y logrará mayor rendimiento.
Mantenga la inclinación de la yerba hacia abajo.
Vierta agua un poco más tibia (65 º C) en el costado vacío,
sin mojar la parte superior de la yerba.
Déjelo reposar unos segundos.
Coloque la bombilla inclinada.

Vierta el agua caliente (85 º C) cerca de la bombilla.


Importante: No deje hervir el agua ni moje toda la yerba.

¡Salud!



Nuestra mente colectiva sabe apreciar y distinguir aquello que nos identifica


Las que gustaron

¡A preparar un Gatuzo!

El Che: Un niño que creció

Conociendo la Luna II

¿Hierba Luisa o Cedrón?

¿Quién fue Benazir Bhutto?