Una plaza tranquila



Plazas de mi país
Plaza Libertador Gral. San Martín, Esquel, Provincia del Chubut, República Argentina





Sí, tranquila como la ciudad, como su gente, como su ambiente. Una plaza grande, frondosa, con todos los elementos que, de nuestra impronta histórica y social emergen. Una plaza para caminarla, observarla y disfrutarla.



Refugio para quienes esperan


Pinos enormes


Parte del tronco del pino más antiguo


Avenidas pavimentadas, exteriores e interiores


Bancos de madera, simpáticos, distintos a los tradicionales


Estos raros árboles, de tronco blanco , bajos y de forma 
característica de abrir sus ramas,
no los conocía. No pude averiguar su nombre  
Busto del General San Martín


Una de las placas conmemorativas


Una  pérgola casi en el centro de la plaza de usos múltiples.
 Ya veremos una similar en Rawson, la Capital del Chubut


Los infaltables juegos para niños


Un trabajo asombroso con mosaicos de colores y,
 una vista de la amplitud  del solaz


Al fondo, la calesita, poco vista en una plaza, en estos tiempos


Aquí podemos observar el dibujo completo de un Choique (avestruz patagónico,
en lengua mapuche), 
de menor tamaño que el ñandú, nombre dado por los guaraníes al avestruz americano y aún más petizo que el avestruz de África.


Otra vez, los árboles y dos cestos, uno para material orgánico
 y otro para material de desecho inorgánico.


Copa sin hojas ¿en primavera?


Me quedé enamorada de estos árboles,
 que se repiten en la ciudad de Esquel.


La calesita en uno de los extremos de la plaza, 
otrora emblemática de las plazas en nuestro país


Mirando el pino, más que centenario




Un a plaza, un solaz para tu espíritu

Las que gustaron

¡A preparar un Gatuzo!

El Che: Un niño que creció

¿Quién fue Benazir Bhutto?

El Che: Un hombre que fue niño

Volviendo a mi casa virtual