Investiguemos, informémonos, aprendamos, estudiemos, porque el conocimiento es la única herramienta que nos puede salvar

¿Podemos vivir 100 años?

Podemos ser nosotros los nuevos viejos, artífices y a su vez, protagonistas de este cambio, mientras nos mantengamos activos desde el cuerpo, la mente y el espíritu. De nosotros dependerá estar a la altura de este desafío para que a través de nuestras conductas, experiencias y condición saludable, seamos un aporte de sabiduría y no una carga para las generaciones por venir.


Busca en este Blog!

Amor y educación

El  17 de agosto pasado acaba de cumplirse un nuevo aniversario de la muerte de la máxima figura histórica argentina: El Libertador de tres países, Argentina, Chile y Perú, héroe junto con Simón Bolívar, de la emancipación sudamericana, el Gral. Don José de San Martín.





Para recordarlo, no hace falta hacer referencia a sus comprobadas cualidades de estratega militar, podemos hacerlo desde distintas facetas de su personalidad, por ejemplo, desde su rol de padre.


Nuestro prócer formalizó un solo matrimonio a poco de llegar desde Europa a Buenos Aires en 1812 con María de los Remedios de Escalada. De esa unión nació una única hija, Mercedes Tomasa de San Martín Escalada en el año 1816.

María de los Remedios de Escalada

Más tarde, pequeña aún, quedaría huérfana de madre al fallecer ésta, afectada de una grave enfermedad, en 1823.

Un año después, cumplidos su objetivos políticos y militares, San Martín y su hija Merceditas,  embarcaban hacia Europa, para radicarse en Francia.

A partir de entonces, ya no se le conocieron al General más amores que los de su hija y su nieta.


Mercedes Tomasa de San Martín Escalada

Para un hombre casado, con fama de haberse dejado querer y acompañar por distintas mujeres en sus continuas campañas militares o en el ejercicio de la función pública, conformarse con el único amor de su hija,  cuando aún era joven y viudo, habla de otra de las cualidades que neutralizan los defectos y yerros de Don José de San Martín.
Su obsesión por la educación de su hija Merceditas, criada con la benevolencia y consentimiento de su abuela materna, quien se hizo cargo de la niña debido a la terrible enfermedad que postró a su madre, llevándola a una temprana muerte, ocuparon el resto de los días del General, como única meta.

"Aunque es verdad que todos mis anhelos no han tenido otro objeto que el bien de mi hija amada, debo confesar que la honrada conducta de ésta y el constante cariño y esmero que siempre me ha manifestado han recompensado con usura todos mis esmeros, haciendo mi vejez feliz."
San Martín, 1844

José de San Martín , anciano.


En la escuela primaria, por lo menos a los de mi generación, nos marcó el estudio de las famosas "Máximas de San Martín", también a los de las anteriores y quizás a los que vinieron después, quienes seguramente incorporaron, sino todas, algunas, a la propia formación personal.

Estas Máximas o normas de conducta con un marcado contenido moral orientaron la cultura de una época en nuestro país. Son un símbolo de una identidad pasada. Por los avatares del desarrollo, la imitación, la corruptela, casi no están vigentes.
Sin embargo, al recordarlas ya estamos haciendo "algo."

¡Vale la pena leerlas!


Máximas redactadas por el General San Martín para su hija Mercedes Tomasa
"1º.- Humanizar el carácter y hacerlo sensible aún con los insectos que nos perjudican. Stern ha dicho a una mosca abriéndole la ventana para que saliese: "Anda, pobre animal, el Mundo es demasiado grande para nosotros dos."
"2º.- Inspirarla amor a la verdad y odio a la mentira."
"3º.- Inspirar la gran Confianza y Amistad pero uniendo el respeto."
"4º.- Estimular en Mercedes la Caridad con los Pobres."
"5º.- Respeto sobre la propiedad ajena."
"6º.- Acostumbrarla a guardar un Secreto."
"7º.- Inspirarla sentimientos de indulgencia hacia todas las Religiones."
"8º.- Dulzura con los Criados, Pobres y Viejos."
"9º.- Que hable poco y lo preciso."
"l0º.- Acostumbrarla a estar formal en la Mesa.
"11º.- Amor al Aseo y desprecio al Lujo."

"12º- Inspirarla amor por la Patria y por la Libertad."





Te espero cada martes

2 sabios comentarios:

  1. Don José de San Martín, el paladín de la independencia del Perú, libertador de su nación y protector de la república. El Generalísimo de mi patria, también llamado “El Santo de la espada” es el personaje histórico más entrañable y querido de esa epopeya emancipadora, y vive desde entonces, eterno y siempre presente, en la memoria y la gratitud de todo peruano corazón.
    ¡Muchas gracias Zunilda! Este tema y este personaje de la historia universal, marcó una huella tan profunda en mi tierra y tan fuerte en mi gente, que en el sentimiento de todo peruano, generación tras generación, siempre existe un amor latente por la Argentina, como un acto reflejo de gratitud por este gigante de la libertad.
    Gloria eterna a Don José de San Martín, General de Generales, hombre a carta cabal, un padre de lujo, digno ejemplo de corrección y humanidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan Carlos por tus apreciaciones sobre nuestro común Padre de la Patria.

      Eliminar

La conexión es sabiduría. Gracias por conectarte!

Los años no vienen solos, por Zunilda Moreno. Con la tecnología de Blogger.

En el Universo de Google+

Tango

Tango
De la pintora argentina: Graciela Godoy

¿Sabías?

En el transcurso del siglo XXI, una cantidad inédita de personas extenderá su vida. Y no únicamente en los países desarrollados, como ocurrió hasta hace poco. La población de más de 85 años ya aumentó notablemente en América Latina, mientras que la población de más de 65 años viene creciendo a un ritmo del 2% anual, según (OPS).

(Organización Panamericana de la salud)




Mis amigos de Google+

Me acompaña de noche

Me acompaña de noche

14 de Diciembre

14 de Diciembre
Gracias Rebecca. Yo también soy Sagitario

El deber ser

«Que, puesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz”

(Constitución de la UNESCO)

Para pensar

Para pensar
Los errores no se niegan, se asumen. Los pecados no se juzgan, se perdonan. Y el amor no se grita, se demuestra.

El tiempo, hoy, nuestro amigo

El tiempo, hoy, nuestro amigo

Importante

“Envejecer es un fenómeno inexorable, pero tiene algo modificable: su ritmo”

Dr. Juan Hitzig

Médico gerontólogo argentino

Aquí estamos

¡Sigueme by Email!

El tiempo pasa, que no sea en vano

El tiempo pasa, que no sea en vano

Al amor


youtu.be/JNS9eKItlD0

Blog Archive