Sólo para Mujeres I

Consejitos de martes

He leído en distintas páginas web o en revistas femeninas, mientras espero en la peluquería, varios y distintos consejos para reducir esa barriguita molesta que nos tiene a maltraer a muchísimas mujeres, más cuando los años pasan y ya sabemos que inevitablemente no vienen solos.



Sabemos que esa grasa abdominal acumulada durante tiempo en el área del vientre, barriga o panza, nos hace sentir poco atractivas, perjudica nuestra salud y hasta nos dificulta realizar las tareas de la vida diaria.
Para reducir ese volumen (libras) y centímetros (pulgadas) de más debemos seguir, según aconsejan los expertos, un plan para bajar de peso, poco a poco y de forma saludable, quemando más calorías de las que consumimos, elevando el nivel de nuestro metabolismo y reduciendo la grasa corporal general.




Hoy, traigo cuatro consejos de muchos más, para que nos animemos a seguirlos y así poder alcanzar esa meta.


1.  Deberemos consumir una dieta baja en calorías y aumentar la actividad física. Según enseña la página de la Dra. Aliza, si disminuimos 500 calorías al día, podremos lograr reducir unos 500 gramos por semana (alrededor de 1 libra), garantizando una pérdida gradual del peso extra siempre y cuando nos propongamos aprender a comer mejor a largo plazo y para siempre, y así no recuperar el peso perdido una vez que terminemos la dieta.




2.  Para quemar rápidamente las calorías que consumimos tendremos que elevar nuestro metabolismo. Para lograrlo,  vamos a aumentar el nivel de masa muscular — así que además de una rutina de ejercicios aeróbicos (caminar, nadar, andar en bicicleta), es bueno incorporar al menos dos veces a la semana una rutina para fortalecer los músculos de todo el cuerpo, (abdomen, piernas, glúteos, pecho, espalda y brazos) lo cual generará mayor gasto metabólico.




3.  Tendremos asimismo que incrementar la intensidad de los ejercicios aeróbicos, pues el metabolismo aumenta hasta varias horas después de realizar los ejercicios, pudiendo intercalar intervalos de alta intensidad con otros de intensidad baja o moderada.



4.  Comeremos más frecuentemente y evitaremos los ayunos y las dietas muy bajas en calorías. Reducir excesivamente las calorías acostumbra al cuerpo a la escasez y lo hace más eficiente a la hora de trabajar con menos “combustible”. Ningún extremo es bueno.

(Continuará el próximo martes)

¡No te olvides!



Te espero cada martes 

Las que gustaron

¡A preparar un Gatuzo!

El Che: Un niño que creció

¿Quién fue Benazir Bhutto?

El Che: Un hombre que fue niño

Volviendo a mi casa virtual