Sobre el té


El té llegó a Europa a través de Asia, pero con el tiempo, los británicos lo adoptaron e hicieron de él una tradición que los identifica: el ritual de la hora del té.

Tal es la afición al té de los ingleses que, incluso a pesar de la desaparición de su imperio colonial, sus empresas siguen dominando el mercado mundial del té.

El Reino Unido es actualmente uno de los países que lideran el ranking de su consumo.
El té es una bebida natural refrescante y si se toma solo, no tiene calorías. Tiene la mitad de cafeína que el café. 


Resultado de imagen para tazas de té

A principios del siglo pasado, comienza la nueva era del té con la implantación de las Tea bags (bolsitas de té) inventadas en Estados Unidos, que no se introdujeron de forma habitual en Gran Bretaña hasta 1970.






Té negro

Té verde


Dentro de las múltiples variedades de té, la mayor diferencia se encuentra entre el té verde y el té negro. Mientras el té verde se hace hidratando las hojas de té con vapor de agua antes de proceder a su secado, el té negro se hace secando las hojas con el humo de fuegos de madera de pino con el fin de aumentar su oxidación; al observar que sus propiedades menguaban tras los largos viajes desde Oriente a Europa, se inició esta técnica para lograr un mayor tiempo de conservación. No obstante, los dos tipos tienen las mismas propiedades antioxidantes y proporción de minerales, pues se extraen de la misma planta la Camellia sinensis de la que se conocen 1.500 variedades, según el UK Tea Council.


Entre los té que se degustan, las mezclas a partir de té negro son las favoritas, entre ellas, se destacan el Earl Grey, y el Prince of Wales; dos de los blends más populares.

¡Disfruta tu  té!


Fuentes:


El tiempo pasa que no sea en vano


Las que gustaron

¡A preparar un Gatuzo!

El Che: Un niño que creció

¿Quién fue Benazir Bhutto?

El Che: Un hombre que fue niño

Volviendo a mi casa virtual