La desnudez hiperrealista: Omar Ortiz

El Hiperrealismo encuentra una veta propicia en las pinturas de desnudos femeninos. Así nos encontramos con obras artísticas que nos recuerdan las fotografías de una cámara digital y hasta nos siembran la duda de serlo.


Hoy, les traigo pinturas hiperrealistas del pintor mexicano Omar Ortiz, reconocido en el Mundo del Arte por la calidad y los detalles de sus cuadros de gran formato con temas de desnudos de mujeres. He leído que sus modelos son las habitantes más hermosas de su Guadalajara natal.







“Desde que comencé a pintar siempre he tratado de representar las cosas lo más real que puedo, algunas veces lo logro y otras no, pero lo que es un hecho es que para mí es muy difícil hacer lo contrario. Disfruto mucho el reto de reproducir los tonos de la piel con luz natural y los matices que nos brinda, particularmente en ambientes muy iluminados. Me gusta mantener la simplicidad en las piezas ya que creo que los excesos nos vuelven más pobres que ricos.”



Omar Ortiz es un pintor mexicano originario de Guadalajara, Jalisco, quien desde pequeño estuvo interesado en el mundo del Arte. Aprendió a trabajar con carboncillo, acuarela, acrílico y otras técnicas cuando cursó la Licenciatura en Diseño para la Comunicación Gráfica.
La técnica de la pintura al óleo, la  aprendió bajo la enseñanza de Carmen Alarcón.
Omar Ortiz, nace en Guadalajara, Jalisco, México en 1977, donde aún reside. Demuestra un gran interés por el dibujo y la ilustración desde temprana edad. Cursa la Licenciatura en Diseño para la Comunicación Gráfica, donde aprende a trabajar con diferentes técnicas como el dibujo, pastel, carboncillo, acuarela, acrílico, y la aerografía. Al terminar sus estudios de Diseño Gráfico decide dedicarse al mundo de la pintura. En el año 2002 Cursa sus primeras clases de Oleo con la Pintora Carmen Alarcón a la cual considera su principal maestra de Artes Plásticas. Actualmente pinta al Óleo por considerar que es la técnica más noble. 


Su inspiración estilística y temática, sin embargo, no procede de su maestra, sino que está más cercana al Hiperrealismo académico de un pintor hiperrealista, ya desaparecido, el chileno Claudio Bravo, como reconoce el mismo Ortiz.













Su obra se caracteriza por la dominación de la figura humana en ella, los fondos con diferentes texturas, el gran tamaño y el uso permanente de telas, cubriendo o adornando a sus modelos.











Algunas Fuentes de esta entrada:





Las que gustaron

¡A preparar un Gatuzo!

El Che: Un niño que creció

¿Quién fue Benazir Bhutto?

El Che: Un hombre que fue niño

Volviendo a mi casa virtual