Investiguemos, informémonos, aprendamos, estudiemos, porque el conocimiento es la única herramienta que nos puede salvar

¿Podemos vivir 100 años?

Podemos ser nosotros los nuevos viejos, artífices y a su vez, protagonistas de este cambio, mientras nos mantengamos activos desde el cuerpo, la mente y el espíritu. De nosotros dependerá estar a la altura de este desafío para que a través de nuestras conductas, experiencias y condición saludable, seamos un aporte de sabiduría y no una carga para las generaciones por venir.


Busca en este Blog!

El que no vuela, corre IV

Rhea Americana = Ñandú

En posts anteriores nos hemos informado sobre el grupo de las aves rátidas, entre las que se encuentra el Ñandú, ave sudamericana similar al avestruz africano; pero más pequeña y con tres dedos en cada pata, en lugar de dos como posee aquél. Tienen la cabeza y el cuello totalmente cubiertos de plumas de color gris pálido a castaño. La cola está sin desarrollar, pero tienen largas plumas que cuelgan y les cubren la parte posterior del cuerpo.

Rhea Americana = Ñandú

Con su gran tamaño, sus patas extraordinariamente desarrolladas, sus alas no adaptadas para el vuelo y su cuello largo, el Ñandú pasea aún su inconfundible silueta por algunos reductos de lo que fue en un tiempo un vastísimo territorio.

Su clasificación científica los distingue en dos especies: El Ñandú Mayor o Rhea americana y el Ñandú Menor o  Pterocnemia pennata.


El Ñandú mayor vive en praderas llanas desde Bolivia y Brasil hasta Argentina, donde también se le llama Suri y Ema. 

Ñandú Mayor

Ñandú Mayor

Ñandú Mayor adulto


El Ñandú menor o Choique (también avestruz de Magallanes, cheuqué, molochoique y ñandú overo) vive a gran altitud, en las altiplanicies de la cordillera meridional de los Andes, hasta los 3.500 m de altitud, y en las estepas de la Patagonia, al sur del área de distribución del ñandú mayor.


Ñandú Menor o Choique habitante de la Patagonia

Ñandú Menor en campos bolivianos

Característico de nuestra Patagonia, la caracteriza frente al Mundo. Quienes la conocen no pueden imaginarla sin él.
La población ancestral de estos territorios patagónicos ha tenido en el Choique una posibilidad para su nutrición y la construcción de utensilios básicos que le permitieron su supervivencia.
Es por este motivo que esta ave llamativa y tranquila forma parte del folklore patagónico en creencias y leyendas. 

(Continuarán entradas sobre el Choique) 

Fuentes:
http://es.wikipedia.org/wiki/Rhea



El tiempo pasa que no sea en vano


0 sabios comentarios:

Publicar un comentario

La conexión es sabiduría. Gracias por conectarte!

Los años no vienen solos, por Zunilda Moreno. Con la tecnología de Blogger.

En el Universo de Google+

Tango

Tango
De la pintora argentina: Graciela Godoy

¿Sabías?

En el transcurso del siglo XXI, una cantidad inédita de personas extenderá su vida. Y no únicamente en los países desarrollados, como ocurrió hasta hace poco. La población de más de 85 años ya aumentó notablemente en América Latina, mientras que la población de más de 65 años viene creciendo a un ritmo del 2% anual, según (OPS).

(Organización Panamericana de la salud)




Mis amigos de Google+

Me acompaña de noche

Me acompaña de noche

14 de Diciembre

14 de Diciembre
Gracias Rebecca. Yo también soy Sagitario

El deber ser

«Que, puesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz”

(Constitución de la UNESCO)

Para pensar

Para pensar
Los errores no se niegan, se asumen. Los pecados no se juzgan, se perdonan. Y el amor no se grita, se demuestra.

El tiempo, hoy, nuestro amigo

El tiempo, hoy, nuestro amigo

Importante

“Envejecer es un fenómeno inexorable, pero tiene algo modificable: su ritmo”

Dr. Juan Hitzig

Médico gerontólogo argentino

Aquí estamos

¡Sigueme by Email!

El tiempo pasa, que no sea en vano

El tiempo pasa, que no sea en vano

Al amor


youtu.be/JNS9eKItlD0

Blog Archive