Memoria

Carlos Gardel

Un 24 de junio de 1935, en Medellín, Colombia, se apagó trágicamente en un accidente de aviación, la voz de Carlos Gardel, mundialmente famoso cantor y compositor de Tango, de origen francés para algunos y supuestamente uruguayo para otros, pero finalmente nacionalizado argentino. Hablar de su biografía no sería tarea muy difícil ya que es una de las figuras emblemáticas de la vida artística de nuestro país y bastaría con trasladar los hechos de su magnífica trayectoria por América y Europa o mencionar algunos de sus tangos, cantados en todos los idiomas y escuchados actualmente en los cuatro puntos cardinales del Planeta. Hablar de su participación en nuestra identidad, tampoco sería difícil porque su presencia subyace en nuestro Ser, mixtura de leyenda y misterio. Es como hablar de Maradona en el fútbol. ¿Quién no los conoce? Gardel trascendió por su voz y por sus tangos, cualquiera haya sido su historia personal. Fue un hombre misterioso, atractivo, singular, que se sintetiza en la respuesta dada al ávido periodista que lo entrevistaba, poco antes de morir, y que le preguntó:
_¿Es Ud. partidario del divorcio?
_Debido a mi carrera no soy partidario del casamiento.





http://youtu.be/JggCYrBoqLw


Sin embargo, vale la pena leer la historia que sigue, la que, con todo respeto hacia mis vecinos del Uruguay, traigo a modo de curiosidad. 



Lo siguiente vale únicamente como curiosidad. Ya que el lugar donde ha nacido Gardel y quién fue su madre no deberían admitir controversias.
La duda fue lanzada por un avispado periodista uruguayo, en los años sesenta y tuvo su núcleo de seguidores que, pacientemente, fueron creando una historia realmente interesante pero sólo como ficción. No hay documentación suficiente que pueda insinuar un viso de realidad a la misma.
En pocas palabras, este invento se basa en no discutir el origen francés del verdadero hijo de Doña Berta, Charles Romuald Gardes, pero sí descartar de cuajo que éste haya sido el cantor. Según esta versión, el verdadero Zorzal sería uruguayo, hijo ilegítimo de un hacendado de Tacuarembó con una niña de la sociedad local. Con el fin de ocultar esta situación embarazosa, el niño es entregado en adopción a Berta Gardes quien transitoriamente estaba trabajando en Uruguay. Ella lo trae a Buenos Aires y lo cría como propio. Lo que nunca se aclaró es qué sucedió con su hijo francés.
Si no es fácil criar un hijo, mucho más complicado y en este caso muy raro y antinatural, es ocultar y deshacerse del propio para proteger a uno ajeno.
De todas maneras, voces de periodistas acreditados sobre el tema, de la otra orilla, tampoco creen en la historia.
Gardel siempre es motivo para algo más, siempre se encuentra un rastro nuevo sobre su vida o una ocurrencia nueva.
El Comisario Inspector (R.A.) Perito Universitario Raúl Osvaldo              Torre, autor del presente trabajo, es especialista en el estudio y análisis de identikits, con muchos años de profesión.
En una ocasión, tuvo la ocurrencia de realizar un estudio tomando una foto artística de Gardel y otra -que fue necesario ampliar-, de su madre doña Berta. El objetivo fue verificar las coincidencias entre ambos rostros.
Sobre ambas fotografías se realizó, primero, un corte horizontal, haciendo un montaje combinando la parte superior de la foto de Gardel con la inferior de la foto de su madre.
Resulta evidente que existe un alto grado de similitud.
¿Casualidad? Es posible. Pero las coincidencias son notables y significan un motivo más para no dudar que Carlos era el hijo de Berta.
Algunos se habrán preguntado por qué no realizar una prueba de ADN. Pero, ¿el caso es tan importante para llegar a ese extremo? Lo realmente importante, mas allá de todo tipo de especulación, es que Gardel trasciende por la maravilla de su voz.
Pero si, pese a todo, los empecinados mantienen su posición, quienes esto escriben tienen una respuesta definitiva: Gardel era argentino.

Información de Copyright: se permite su reproducción citando la fuente: Todotango.com .

Actualización de un artículo originalmente publicado en el 2010.



El tiempo pasa, que no sea en vano

Las que gustaron

¡A preparar un Gatuzo!

El Che: Un niño que creció

Conociendo la Luna II

¿Hierba Luisa o Cedrón?

¿Quién fue Benazir Bhutto?