¡Qué sano y rico!

Una receta sana, sin gluten, para aquéllos a quienes les afecta la harina blanca o simplemente para quienes desean probar, otras formas de cocina.

Pastel de miel y almendras (sin harina)

Este sencillo pastel libre de gluten le debe su sabor a la miel y las almendras. Es especial para disfrutar con el té de la tarde o como postre en un día de primavera.




Esta receta es rica en fibras y baja en calorías, grasas saturadas y sodio. Ayuda a mantener un peso saludable. Es apta para celiacos y diabéticos y saludable para el corazón. 

Ingredientes:
Pastel:
•          1 1/2 tazas de almendras enteras, tostadas (ver consejo)
•          4 huevos grandes, a temperatura ambiente (ver consejo), separar las yemas
•          1/2 taza miel
•          1 cucharadita extracto de vainilla
•          1/2 cucharadita bicarbonato de sodio
•          1/2 cucharadita sal
Cubierta:
•          2 cucharadas miel
•          1/4 taza almendras cortadas, tostadas (ver consejo)
Preparación:
1.         Precalentar el horno a moderado. Recubrir un molde desmontable de 20 a 22 cm de diámetro con aceite en aerosol. Forrar la base con papel para hornear y rociar con el aceite en aerosol.
2.         Procesar las almendras enteras en una procesadora de alimentos o una licuadora hasta obtener un polvo fino (alrededor de 1 3/4 taza). Con ayuda de una batidora eléctrica, batir 4 yemas de huevo, 1/2 taza de miel, la vainilla, el bicarbonato de sodio y la sal en un tazón grande a velocidad media hasta integrar bien. Agregar las almendras molidas y batir a baja velocidad hasta integrar.
3.         Batir 4 claras de huevo en otro tazón grande con la batidora eléctrica hasta que estén muy espumosas, blancas y hayan doblado su volumen, pero sin ponerse tan rígidas como para formar picos (de 1 a 2 minutos, según el tipo de batidora). Con ayuda de una espátula de goma, verter las claras suavemente en la mezcla de almendras hasta integrar bien. Echar la mezcla en el molde.
4.         Hornear el pastel hasta que esté dorado y, al insertar un palillo en el centro, éste salga limpio (unos 28 minutos). Dejar enfriar en el molde durante 10 minutos. Pasar un cuchillo alrededor del borde del pastel y quitar suavemente el anillo. Dejar enfriar por completo.
5.         Si lo desea, retire el fondo del molde deslizando suavemente una espátula ancha entre el pastel y el papel para horno. Coloque el pastel cuidadosamente en una fuente para servir. Para servir, rocíe la parte superior del pastel con la miel y espolvoree con las almendras en rodajas.


Consejos:
1.        Esparcir las almendras enteras en una fuente de horno y hornear a horno moderado, removiendo una vez, hasta que despidan su aroma (de 7 a 9 minutos). Tostar las almendras en rodajas en una sartén pequeña y seca a fuego medio-bajo, revolviendo constantemente, hasta que despidan su aroma y se doren ligeramente (de 2 a 4 minutos).
2.        Los huevos deben estar a temperatura ambiente para que las proteínas se desenrollen lo suficiente como para soportar el peso del pastel. Colocar los huevos en la mesada de la cocina durante 15 minutos o bien sumerjirlos con cáscara en un tazón con agua tibia (no caliente) durante 5 minutos antes de usar.
3.    Para preparar con anticipación: Conserve el pastel ya enfriado en un recipiente hermético a temperatura ambiente hasta por 1 día. Rocíe con la miel y espolvoree con las almendras justo antes de servir.

Rinde: 10 Porciones

1 Porción: 234 calorías


Fuente: http://www.vidaysalud.com

Las que gustaron

¡A preparar un Gatuzo!

¿Hierba Luisa o Cedrón?

El Che: Un niño que creció

Conociendo la Luna II

¿Quién fue Benazir Bhutto?