Investiguemos, informémonos, aprendamos, estudiemos, porque el conocimiento es la única herramienta que nos puede salvar

¿Podemos vivir 100 años?

Podemos ser nosotros los nuevos viejos, artífices y a su vez, protagonistas de este cambio, mientras nos mantengamos activos desde el cuerpo, la mente y el espíritu. De nosotros dependerá estar a la altura de este desafío para que a través de nuestras conductas, experiencias y condición saludable, seamos un aporte de sabiduría y no una carga para las generaciones por venir.


Busca en este Blog!

Historias en colores IV


El Añil o Índigo




El índigo es un color poderoso para la mente ya que se le asocia con el funcionamiento del cerebro y es considerado un estimulante de la imaginación y de la intuición. También es un fuerte sedante.

Originariamente, el añil o índigo era un colorante de uso predominantemente textil cuyo color, por extensión, se denominaba también así.

En el espectro newtoniano y en el arco iris: sexto color

En Occidente, la interpretación tradicional del cromatismo del arco iris sostiene que éste contiene siete colores, que corresponden a los siete colores en que Newton dividió el espectro de luz visible (Círculo de colores publicado por Isaac Newton en su obra Opticks-1704). En este contexto, el añil o índigo es considerado el sexto color, tanto del espectro newtoniano como del arco iris. Las frecuencias más altas que el añil se perciben como violeta, y las más bajas como azul medio y azul claro.

En el espectro de luz visible, el añil o índigo está cerca de uno de los extremos, entre el violeta y los azules no oscuros.


Añil, según el  Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L., es:

 1   Arbusto de hojas compuestas y flores en racimo o espigas, de cuyas hojas y tallos se obtiene un colorante.
2   Sustancia, de color azul oscuro parecido al violeta, que se obtiene de esta planta, o de modo sintético, y que se usa en tintorería y pintura.
3   Color azul oscuro parecido al violeta.


Añil (del árabe an-ni, ‘la planta del índigo’) o índigo (del latín indicus, ‘de la India’) es la denominación tradicional de las variedades muy oscuras y profundas del color azul.

Originariamente, el añil o índigo era un colorante de uso predominantemente textil cuyo color, por extensión, se denominaba también así.


Índigo natural
Se denomina índigo natural, añil o índigo a una pasta colorante que se ha usado para teñir telas, en la fabricación de tintas y como pigmento pictórico. Se elabora macerando en agua los tallos y las hojas de ciertas plantas del género Indigofera, de lo cual resulta una pasta de color azul oscuro intenso, algo purpúreo. Ésta es la coloración índigo específica, aunque también se le ha llamado, inespecíficamente, añil.



Historia
1 El uso de índigo de plantas del género Indigofera se remonta aproximadamente al año     1580 a. C. en el antiguo Egipto, donde fue identificado en el vendaje de momias.
2  La primera mención occidental del tinte de índigo se debe a Vitruvio en el siglo I a. C.
3  En India fue descrito por Marco Polo; en esa región el índigo se usa desde el 2000 a. C., como tinte y como pigmento.
En Meso-América precolombina, el añil se extraía de diversas especies de plantas del género Indigofera conocidas hoy con el nombre de jiquilite, y se usaba normalmente para teñir túnicas y ropajes sacerdotales.

El añil americano también formaba parte de la fórmula del pigmento azul maya, de notable estabilidad. En la región se produjo índigo natural hasta mediados del siglo XIX, momento en el que comenzaron a descubrirse y fabricarse industrialmente los colorantes sintéticos en Europa.


Añil sintético, es el obtenido artificialmente a partir de la naftalina:
El químico alemán Adolf von Baeyer obtuvo la primera síntesis de índigo artificial en 1880, y la perfeccionó en 1883 tras una larga investigación sobre el benceno, lo que le valió un premio Nobel en 1905, a pesar de que su método no producía un índigo suficientemente barato como para reemplazar al natural.



Adolf von Baeyer, (1835-1917) 
químico y profesor universitario alemán



Finalmente, el suizo Karl Heumann, en 1890, logró la síntesis adecuada para uso industrial. Uno de los nombres que recibió por entonces el índigo artificial fue «azul de Prusia».




El  chakra, situado en la frente, entre las dos cejas, llamado tercer ojo, u  ojo del conocimiento, es simbolizado con el color azul índigo.


Representa la percepción, la intuición y la dualidad. Vinculado con  nuestra capacidad para aprender de la experiencia adquirida, es el responsable de nuestro discernimiento, y por ello de nuestra toma de decisiones.

El tercer ojo da sentido a lo que percibimos, nos permite interpretar y comprender la información a través de los mensajes que nos llegan en cada instante,  desde el universo que nos rodea.
Fuentes:

Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.


4 sabios comentarios:

  1. When someone writes an article he/she retains the thought of a user in his/her brain that how a user can know it.

    So that's why this paragraph is outstdanding. Thanks!

    Also visit my blog post - tododiascom

    ResponderEliminar
  2. Guauu amiga!! que cantidad de datos.
    Aquí se utiliza el añil en albañilería para marcar líneas en paredes y se usaba para lavar ropa.
    Lo que me ha sorprendido es ver mi foto tan bien puesta ;).
    Muchas gracias amiga por este interesante post y por acordarte de mí.
    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que tienes mi permisdo para usar mis fotos.
      Un abrazo amiga.

      Eliminar
  3. Que buena información, cuando niño en casa le ponían a la ropa blanca añil para dejarla màs blanca, creo que era para eso, solo recuerdo que la ropa las enjuagaban en agua color añil.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar

La conexión es sabiduría. Gracias por conectarte!

Los años no vienen solos, por Zunilda Moreno. Con la tecnología de Blogger.

En el Universo de Google+

Tango

Tango
De la pintora argentina: Graciela Godoy

¿Sabías?

En el transcurso del siglo XXI, una cantidad inédita de personas extenderá su vida. Y no únicamente en los países desarrollados, como ocurrió hasta hace poco. La población de más de 85 años ya aumentó notablemente en América Latina, mientras que la población de más de 65 años viene creciendo a un ritmo del 2% anual, según (OPS).

(Organización Panamericana de la salud)




Mis amigos de Google+

Me acompaña de noche

Me acompaña de noche

14 de Diciembre

14 de Diciembre
Gracias Rebecca. Yo también soy Sagitario

El deber ser

«Que, puesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz”

(Constitución de la UNESCO)

Para pensar

Para pensar
Los errores no se niegan, se asumen. Los pecados no se juzgan, se perdonan. Y el amor no se grita, se demuestra.

El tiempo, hoy, nuestro amigo

El tiempo, hoy, nuestro amigo

Importante

“Envejecer es un fenómeno inexorable, pero tiene algo modificable: su ritmo”

Dr. Juan Hitzig

Médico gerontólogo argentino

Aquí estamos

¡Sigueme by Email!

El tiempo pasa, que no sea en vano

El tiempo pasa, que no sea en vano

Al amor


youtu.be/JNS9eKItlD0

Blog Archive