Cuidarse. . .


¿Qué es la Neumonía?

Con todo respeto por los profesionales de la salud, considero que la gente común debe poseer, en honor a su información, seguridad y prevención, un conocimiento mínimo y general de ciertas enfermedades, cuya curación en el caso de padecerlas corresponde indiscutiblemente a los médicos.

Neumococos

Neumonía
La Neumonía es una infección pulmonar, causada generalmente por una bacteria o virus que puede llegar a ser mortal. Existen, sin embargo vacunas que pueden prevenirla. Su tratamiento exige el reposo del paciente y el consumo de antibióticos.

Cada 20 segundos, en algún lugar del mundo, un niño muere a causa de la Neumonía. Muchas de estas muertes se pueden prevenir a través de la vacunación y el tratamiento adecuado.

La Neumonía afecta a cualquier persona a cualquier edad, puede ser leve o grave.
Los síntomas de la Neumonía incluyen: tos, fiebre, fatiga, náuseas, vómitos, respiración rápida o falta de aire, escalofríos o dolor en el pecho, (no necesariamente deben darse todos o juntos).

Grupo de Riesgo
El grupo de Riesgo, es decir el conjunto de personas que tienen mayor probabilidad de contraer Neumonía, comprende a adultos con 65 años de edad o  mayores y niños menores de 5 años.

Las personas de 64 años que padecen una afección subyacente (tal como la diabetes o el VIH/SIDA) y las personas de 19 a 64 años que fuman o padecen asma corren mayor riesgo de contraer neumonía.

Causas de la Neumonía
Cuando una bacteria, como el  Streptococcus pneumoniae, el Staphylococcus aureus  o el virus de la gripe o influenza, el andenovirus, el virus respiratorio sincitial (RSV, por sus siglas en inglés) o raramente, hongos, como el Pneumocystis jirovecii, un hongo anteriormente conocido como Pneumocystis carinii, alojados en nuestra nariz, boca, senos nasales, llegan a nuestros pulmones y se disemina en ellos, podemos contraer Neumonía. Nos podemos contagiar con la bacteria o con el virus de personas infectadas, sea que estén enfermas o no.

Prevención
Para reducir los riesgos de esta enfermedad, recuerda adoptar buenas prácticas de higiene:
  • Lávate las manos con frecuencia.
  • Limpia las superficies duras que se tocan diariamente muchas veces o por varias personas, tales como: picaportes, timbres, botones, teléfonos, manijas, asas, etc.
  • Si toses o estornudas, hazlo cubriéndote la boca con un pañuelo de papel, el codo o una manga.
  • Limita la exposición al humo de cigarrillo.
  • Consulta a tu médico si corresponde que te vacunes.

Fuente:



Las que gustaron

¡A preparar un Gatuzo!

El Che: Un niño que creció

¿Quién fue Benazir Bhutto?

El Che: Un hombre que fue niño

Volviendo a mi casa virtual