Investiguemos, informémonos, aprendamos, estudiemos, porque el conocimiento es la única herramienta que nos puede salvar

¿Podemos vivir 100 años?

Podemos ser nosotros los nuevos viejos, artífices y a su vez, protagonistas de este cambio, mientras nos mantengamos activos desde el cuerpo, la mente y el espíritu. De nosotros dependerá estar a la altura de este desafío para que a través de nuestras conductas, experiencias y condición saludable, seamos un aporte de sabiduría y no una carga para las generaciones por venir.


Busca en este Blog!

Deseos

¡Hasta pronto!  ¡Hasta el año que viene!  que el camino venga a tu encuentro. . .





Mi Saludo

Un nuevo año se aproxima, cargado de dudas, de vaticinios y especulaciones. Yo deseo para todos: Un año de reencuentros, de amor y de respeto mutuo.




¡Feliz año nuevo!
Auguri di buon anno 2012!
Happy New Year!
¡Feliz Ano Novo!
Einen guten Rutsch ins neue Jahr!
Gelukkig nieuwjaar!


Un momento . . .

Un momento de paz interior, de armonía familiar, de recogimiento o de fiesta, según nuestro lugar en el tiempo y espacio y cualquiera sean nuestras creencias.



Para todos: 


¡Feliz Navidad!

Al que le quepa el sayo que se lo ponga

Una reflexión para terminar el año

Estos benditos, próximos o pasados sesenta años. . .


Una reflexión que me venía haciendo desde tiempo atrás, cobró forma al poder redondear la idea leyendo distintas fuentes sobre el alargamiento de la expectativa de vida del ser humano. Unos años atrás había comprado un librito referido a las mujeres de 50 años, escrito por una profesional porteña y mejor escritora, el cual me había encantado. Recientemente, compré y leí  otro, referido a las mujeres de 60 de la misma autora* en el que se trata a la década desde un punto de vista muchas veces humorístico y veraz. Luego pensé que muchas de las últimas aseveraciones de las que me informé también podían corresponder a nuestros pares, los hombres. Más tarde leo una publicación en la que se da una estadística, según la cual los hombres de 60 años  han comenzado, aún antes de esa edad a cuidarse la piel del rostro, usando cremas antiarrugas y nutritivas. Sumo a esta información el recuerdo de un señor de unos 50 y pico de años, escribano, él, que asistía a un instituto  de belleza en el mismo horario que yo, también para reducción de silueta, ese recuerdo me lleva a otro y a otro mucho más reciente, por ejemplo, yendo a una médica dermatóloga especialista en cosmiatría, me encuentro en su escritorio con un CD de un cantante muy popular entre nosotros y de mi total agrado, entonces, le pregunto: “Doctora ¿éste es el último CD de. . .?” a lo que la profesional me responde: “Sí, es paciente mío, le estoy mejorando el cutis”. . .



Tener 60 años en el Siglo XXI



Entonces compruebo que mi idea es compartida por muchísima gente:

Es alentador comprobar que hombres y mujeres con 60 años, cercanos a cumplirlos o ya cumplidos, constituyen una franja social que antes no existía y que ha ganado un posicionamiento en nuestra sociedad, porque no quieren ser tratados como viejitos. Son jóvenes de cuerpo y espíritu y han desterrado del idioma la palabra “sexagenario” sencillamente porque han sabido desafiar al tiempo y a la vida.


Anónimo circulando en Internet que ha motivado mi comentario
Se trata de una verdadera novedad demográfica parecida a la aparición en su momento, de la "adolescencia", que también fue una franja social nueva que surgió a mediados del siglo veinte para dar identidad a una masa de niños desbordados, en cuerpos creciditos, que no sabían hasta entonces dónde meterse, ni cómo vestirse.

Este nuevo grupo humano que hoy ronda los sesenta, ha llevado una vida razonablemente satisfactoria.
Son hombres y mujeres independientes que trabajan desde hace mucho tiempo y han logrado cambiar el significado tétrico que tanta literatura rioplatense le dio durante décadas al concepto del trabajo.
Lejos de las tristes oficinas de J.C. Onetti o Roberto Arlt, esta gente buscó y encontró hace mucho la actividad que más le gustaba y se ganó la vida con eso.
Supuestamente debe de ser por esto que se sienten plenos...algunos ni sueñan con jubilarse. Los que ya se han jubilado disfrutan con plenitud de cada uno de sus días sin temores al ocio o a la soledad, crecen de adentro en uno y en la otra. Disfrutan estando al "pedismo", porque después de años de trabajo, crianza de hijos, carencias, desvelos y sucesos fortuitos bien vale mirar el mar con la mente vacía o volar una paloma desde el 5º piso del dpto.
Dentro de ese universo de personas saludables, curiosas y activas, la mujer tiene un papel rutilante.
Ella trae décadas de experiencia de hacer su voluntad, cuando sus madres sólo podían obedecer y de ocupar lugares en la sociedad que sus madres ni habrían soñado con ocupar.
Esta mujer sexalescente pudo sobrevivir a la borrachera de poder que le dio el feminismo de los 60´, en aquellos momentos de su juventud en el que los cambios eran tantos, pudo detenerse a reflexionar qué quería en realidad.
Algunas se fueron a vivir solas, otras estudiaron carreras que siempre habían sido exclusivamente masculinas, otras eligieron tener hijos, otras eligieron no tenerlos, fueron periodistas, atletas o crearon su propio "YO S.A.".
Pero cada una hizo su voluntad.
Reconozcamos que no fue un asunto fácil y todavía lo van diseñando cotidianamente.
Pero algunas cosas ya pueden darse por sabidas, por ejemplo que no son personas detenidas en el tiempo; la gente de "sesenta", hombres y mujeres, maneja la PC como si lo hubiera hecho toda la vida.
Se escriben, y se ven, con los hijos que están lejos y hasta se olvidan del viejo teléfono para contactar a sus amigos y les escriben un e-mail con sus ideas y vivencias.
Por lo general están satisfechos de su estado civil y si no lo están, no se conforman y procuran cambiarlo. Raramente se deshacen en un llanto sentimental.
A diferencia de los jóvenes; los sexalescentes conocen y ponderan todos los riesgos. Nadie se pone a llorar cuando pierde: sólo reflexiona, toma nota, a lo sumo... y a otra cosa

La gente grande comparte la devoción por la juventud y sus formas superlativas, casi insolentes de belleza, pero no se sienten en retirada. Compiten de otra forma, cultivan su propio estilo...Ellos, los varones no envidian la apariencia de jóvenes astros del deporte, o de los que lucen un traje Armani, ni ellas, las mujeres, sueñan con tener la figura tuneada de una vedette.
En lugar de eso saben de la importancia de una mirada cómplice, de una frase inteligente o de una sonrisa iluminada por la experiencia.

Hoy la gente de 60, como es su costumbre, está estrenando una edad que todavía NO TIENE NOMBRE, antes los de esa edad eran viejos y hoy ya no lo son, hoy están plenos física e intelectualmente, recuerdan la juventud, pero sin nostalgias, por que la juventud también está llena de caídas y nostalgias y ellos lo saben.

La gente de 60 de hoy, celebra el sol cada mañana y sonríe para sí misma muy a menudo...Quizás, por alguna razón secreta que sólo saben y sabrán los de sesenta en el siglo XXI.


* Hilda Levy, psicóloga y escritora argentina, autora de Mujeres de 60, Ed. Sudamericana


Tal vez no lo sepas


En el ajetreado Mundo en que vivimos, la obsesión está presente y se manifiesta de distintas formas, logrando gatillar trastornos cada vez más frecuentes, tanto en hombres como en mujeres, propios de la época. Dos de ellos son:
La Ortorexia  y  LaVigorexia  

La Ortorexia es un trastorno psicológico que afecta más a mujeres que a hombres. Se caracteriza por la obsesión por la comida sana y el rechazo a los aditivos, conservantes, comida chatarra, etc.


Alguna señal de alerta:

  • En la elaboración de la comida utiliza sólo madera o cerámica
  • Se rehúsa a concurrir a restaurantes o  rechaza invitaciones a cenar en otras casas.
Algún riesgo:

  • Dietas estrictas y ayunos prolongados para depurar
  • Puede causar desnutrición por carencia de vitaminas y minerales (por ejemplo por la falta de carnes en la alimentación o ausencia de verduras)
La Vigorexia es el trastorno psicológico que afecta principalmente a los hombres, quienes perciben la imagen corporal distorsionada, lo cual genera la obsesión por un cuerpo musculoso y fuerte.



Alguna señal de alerta:

  • Mirarse frecuentemente al espejo.
  • Adicción al ejercicio físico, especialmente con pesas.
  • Exigir a su cuerpo al límite sin medir consecuencias.
  • Pesarse continuamente.
  • Consumir anabólicos y suplementos dietarios


Algún riesgo:

  • Cuerpo desproporcionado o lo que es lo mismo la musculatura no es acorde a la estatura
  • Vivir pensando en la calidad de la comida
  • Mayor predisposición de enfermedades cardiovasculares por el consumo incontrolado de anabólicos que obstruyen las arterias
 Fuente:Revista Saber Vivir , Año 10, N°121


¡Podemos vivir 100 años!

Vilcabamba, un lugar donde se puede vivir 100 años



En Vilcabamba, población andina ecuatoriana, ubicada entre 1500 y 1700 metros de altura sobre el nivel del mar, sale el sol a las seis de la mañana y se oculta a las siete de la noche; su clima es templado, similar al de la primavera de otros lugares del mundo; sin contaminación, con una vida apacible y pocos problemas, el día a día transcurre ausente de estrés o de grandes conflictos en esta comunidad de agricultores; como en otras poblaciones de los Andes, las condiciones sanitarias no son las mejores y la dieta diaria tiene deficiencias importantes de proteínas y minerales.


En esta población sus habitantes llegan sin problemas -entiéndase sin achaques mayores como artritis, cáncer, presión arterial, pérdida de la dentadura, etcétera- a superar los cien años de vida y a hacerlo fuertes y trabajando. . ."


Los científicos se encuentran estudiando los motivos de esta masiva longevidad.

Fuente:
wikipedia.org/wikiIVilcabamba-Ecuador



¿Por qué no?


A veces, no queremos escuchar “Consejos” porque los consideramos palabras sueltas, muy repetidas en libros, publicidades televisivas, incluso en Internet que persiguen un interés. Esto es cierto: Todas las acciones del hombre buscan satisfacer un interés, originado en una necesidad. Eso no lo podemos criticar.

Por lo tanto, tenemos que tener en claro que depende de nosotros mismos, aceptar, revisar, aplicar y autoevaluar esos “Consejos” que a veces nos molestan porque los vemos comerciales o conductivos.
Lo cierto es que en el diario convivir, es positivo trabajar la voluntad para encontrar el camino hacia las soluciones más que hacia los problemas.
Algunos consejos:

“Si quieres los tomas, si no, los dejas”


  1. Preguntémonos “cómo” en cambio de “por qué”. Este último paraliza, el primero ayuda a encontrar la solución.

  1. Propongámonos metas razonables si queremos arribar a un resultado buscado. Los problemas se resuelven de a poco,  dando pequeños pasos.

  1. Valoremos nuestros avances en vez de lamentar nuestros errores. Tenemos que desalojar de nuestra mente y de nuestro corazón ese cultural “sentimiento negativo” que nos hace remarcar los desaciertos sin valorar los logros.

La costumbre crea los hábitos, buenos y malos. Nos han enseñado a ver todo negro, por eso estamos cómo estamos y no apreciamos tantas cosas positivas y buenas que nos rodean, ni siquiera las que existen en Nosotros mismos. 

No nos preguntemos “Porqué fallé” sino “Cómo puedo mejorar”.




Tango. . .

¡Así, se baila un tango!
Tres veces consecutivas Campeones de Tango escenario!
Una bella coreografía, hecha sentimiento en la danza por una pareja excepcional.





Lo sabemos, ¿Lo practicamos?


La batería de la Notebook

En la actualidad las baterías portátiles duran aproximadamente dos años. Después de ese tiempo, su efectividad comienza a deteriorarse hasta que dejan de funcionar. Para mantenerla en buen estado y alargar su vida útil, es conveniente tener en cuenta estos consejitos:



  1. No dejes que la batería se agote completamente. Lo ideal es programar la máquina para que cuando la batería alcance un 5% a 10% de su carga, el equipo se apague.
  2. Evita apoyar la Notebook sobre almohadones, almohadas o sillones ya que de esta forma se bloquean las rejillas de ventilación y el calor perjudica la batería.
  3. Asegúrate que a la hora  de conectar o desconectar la batería, el equipo esté apagado.
  4. Reduce el brillo de la pantalla que es una de las herramientas que consumen más energía. Para lograrlo debes ingresar a panel de control y configurar la iluminación más adecuada.
  5. No dejes la Notebook encendida las 24 horas, así, gastarás menos energía colaborando con el tiempo útil de la batería.


Los años no vienen solos, por Zunilda Moreno. Con la tecnología de Blogger.

En el Universo de Google+

Tango

Tango
De la pintora argentina: Graciela Godoy

¿Sabías?

En el transcurso del siglo XXI, una cantidad inédita de personas extenderá su vida. Y no únicamente en los países desarrollados, como ocurrió hasta hace poco. La población de más de 85 años ya aumentó notablemente en América Latina, mientras que la población de más de 65 años viene creciendo a un ritmo del 2% anual, según (OPS).

(Organización Panamericana de la salud)




Mis amigos de Google+

Me acompaña de noche

Me acompaña de noche

14 de Diciembre

14 de Diciembre
Gracias Rebecca. Yo también soy Sagitario

El deber ser

«Que, puesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz”

(Constitución de la UNESCO)

Para pensar

Para pensar
Los errores no se niegan, se asumen. Los pecados no se juzgan, se perdonan. Y el amor no se grita, se demuestra.

El tiempo, hoy, nuestro amigo

El tiempo, hoy, nuestro amigo

Importante

“Envejecer es un fenómeno inexorable, pero tiene algo modificable: su ritmo”

Dr. Juan Hitzig

Médico gerontólogo argentino

Aquí estamos

¡Sigueme by Email!

El tiempo pasa, que no sea en vano

El tiempo pasa, que no sea en vano

Al amor


youtu.be/JNS9eKItlD0

Blog Archive