Familia Strigidae


 ¿Qué sabías acerca de las aves  Estrigiformes?



Son aves rapaces nocturnas,  de  diferentes envergaduras,  cuerpo erguido, cabeza redonda, pico corto y encorvado, ojos grandes de iris amarillo, cara circular, alas redondeadas, cola corta y tarsos y dedos cubiertos de plumas blanquecinas y sedosas, comúnmente conocidas con el nombre de búho. Algunas especies, a diferencia de las lechuzas, tienen plumas alzadas que parecen orejas.  El plumaje de estas aves es muy espeso y suave. Su color es una mezcla de diferentes matices amarillos, rojizos, pardos y negros. El Mochuelo,  que ilustra este artículo y  una de mis aves preferidas, es de color leonado, con pintas pardas en las partes superiores, y amarillento claro con manchas alargadas grises en el pecho y vientre.


Las especies de los siguientes géneros se denominan habitualmente búhos:
Género Bubo, reclasificado como Bubo scandiacus (Búho real)             
Género Asio, (Búhos orejados)
Género Glaucidium, (Búhos pigmeos o mochuelos)
Género Mimizuku
Género Pseudoscops,  que cuenta con una única especie, (Búho jamaicano)


Estas aves existen en todo el Planeta, a excepción de la Antártida y la mayor parte de Groenlandia. Son grandes cazadoras, de hábitos nocturnos y solitarios. Se alimentan generalmente de pequeños mamíferos, insectos, ranas y roedores, pero también existen algunas especies que lo hacen de la pesca. Sus caracteres distintivos se encuentran, fundamentalmente en sus ojos y  oídos. Aquéllos son muy grandes y en vez de estar situados a los lados de la cabeza, como en las otras aves, se encuentran orientados hacia adelante, como en los mamíferos y cada uno de ellos está rodeado por un gran disco de plumas y aunque los búhos tienen visión binocular, sus ojos están fijos en su lugar y tienen que girar toda su cabeza para ver hacia otra dirección. Son hipermétropes y no pueden ver nada a unos centímetros de sus ojos. Sin embargo, su visión, particularmente en luz baja, es excelente.


En cuanto a los oídos, son muy grandes y presentan en el exterior notables repliegues de piel, como si tendiesen a formar una oreja, con la particularidad de que ésta ofrece a cada lado, en la mayor parte de los casos, formas distintas, característica que no se observa a simple vista por estar ocultos los oídos bajo plumas; pero es curioso que muchas especies tienen sobre la cabeza, a modo  de falsas orejillas o cuernecillos, formados por grupos de plumas duras.

Las que gustaron

¡A preparar un Gatuzo!

El Che: Un niño que creció

¿Quién fue Benazir Bhutto?

El Che: Un hombre que fue niño

Volviendo a mi casa virtual