Investiguemos, informémonos, aprendamos, estudiemos, porque el conocimiento es la única herramienta que nos puede salvar

¿Podemos vivir 100 años?

Podemos ser nosotros los nuevos viejos, artífices y a su vez, protagonistas de este cambio, mientras nos mantengamos activos desde el cuerpo, la mente y el espíritu. De nosotros dependerá estar a la altura de este desafío para que a través de nuestras conductas, experiencias y condición saludable, seamos un aporte de sabiduría y no una carga para las generaciones por venir.


Busca en este Blog!

Preocupan Ballenas Francas, varadas




Las ballenas son los animales más colosales que existen sobre la tierra. Una categoría de estos cetáceos (mamíferos acuáticos) recibe el nombre de Ballena Franca, el cual fue dado por los antiguos balleneros en virtud de la facilidad con que las cazaban, dada la lentitud con que nadan. Esta variedad cetácea se identifica fácilmente por las callosidades que se forman en su cabeza y labios, siempre pobladas de crustáceos y parásitos, los que dan al animal una fisonomía característica que permite identificar a los individuos con bastante exactitud. Se caracteriza  por tener un hocico alargado, ojos pequeños, dos extremidades anteriores en forma de paleta y su cuerpo cubierto por una capa de grasa subcutánea cuya función es protegerla del frío. La ballena Franca, al igual que otros grandes cetáceos, tiene la costumbre de realizar espectaculares saltos sobre la superficie del mar. Se especula que estos saltos pueden ser parte de un código de comunicación, de una suerte de actividad lúdica o simplemente de la necesidad de sacarse de encima los parásitos que habitan sobre sus callosidades. Los científicos han estado indentificando ejemplares desde 1970 mediante fotografías  aéreas. Se sabe así que las poblaciones del hemisferio norte y el hemisferio sur no se mezclan. En nuestro país, comienzan a llegar a las costas patagónicas de la Provincia de Chubut, especialmente a la Península de Valdés, entre fines de abril y principios de mayo, alcanzando su número máximo en septiembre y octubre, para desaparecer las últimas, hacia fines de diciembre. Durante todo este período en el que se sucederán la copula, el parto y el cuidado del ballenato, las madres sobreviven gracias a una importante reserva adiposa, ya que su principal alimento, el plancton marino (krill), no se desarrolla en estas aguas. Solo disponen de algunas larvas de langosta del fondo marino, para recuperarse volverán al mar antártico en donde cosumirán una tonelada de krill por día.



“Se estima que las aguas de península Valdés alojan a unos 6100 ejemplares, según se informó durante un taller de trabajo realizado en marzo en Chubut y en la última reunión en Marruecos de la Comisión Ballenera Internacional (CBI)."

El Programa de Monitoreo Sanitario de Ballena Franca Austral, que funciona con aportes de cinco organizaciones científicas, dos de ellas de los Estados Unidos y apoyo logístico de instituciones oficiales argentinas, detectó 81 ballenas varadas en 2009 y en lo que va del año. El programa incluye números telefónicos para comunicarse en el caso que, alguien detecte ballenas varadas en la zona que habitan estos meses del año. Así,  los investigadores podrán llegar de inmediato.



". . .antes que el deterioro del ejemplar impida obtener muestras de tejido óptimas para analizar e identificar indicios para develar la causa de muerte, que por ahora tiene tres hipótesis: la baja disponibilidad de alimento (krill) para las hembras adultas; las biotoxinas marinas (marea roja), y la transmisión de enfermedades infecciosas por el agua o entre distintas especies.Otra amenaza son las gaviotas, que se alimentan de la grasa de las ballenas."

En peligro / En solo un año se encontraron 81 ballenas varadas. Investigan el aumento de ballenas varadas en el Sur
Preocupa a los científicos desde 2003; el 90% son crías de un año
> Ir a la nota

lanacion.com | Ciencia/Salud | Jueves 15 de julio de 2010




¡El mar en peligro extremo!


El ser humano también es responsable de las catástrofes que se avecinan en el entorno marino, sistema en el cual, también sus habitantes se relacionan e interactúan con otros sistemas menores y entre sí. El Mundo del hombre es otro sistema que necesariamente interactúa con el Mundo marino y tiene, a diferencia de éste,  la virtud de tener un cerebro pensante que le permite tener conciencia, es decir saber que se sabe, saber que se piensa, saber que se hace. Debemos hacernos cargo y aceptar nuestra responsabilidad desde lo poquito que podamos hacer cada uno, desde nuestro lugar. ¡Por un Mundo total mejor!


El plancton vegetal disminuyó durante el siglo pasado, debido probablemente al calentamiento climático, lo que amenaza al conjunto de la cadena alimentaria en los océanos del globo, indica una estudio publicado ayer por la revista Nature .
El fitoplancton, constituido por organismos microscópicos que viven en suspensión en el mar, disminuyó el 1% anual, sobre todo en las regiones polares y tropicales, según el equipo de la universidad canadiense de Dalhousie.
Dichos microorganismos vegetales son la base de la cadena alimentaria marina, pues nutren tanto a minúsculos organismos como a los grandes mamíferos, los pájaros marinos y la mayoría de los peces.
"Es el combustible del ecosistema marino. Su disminución afecta a toda la cadena alimentaria, incluso a los humanos", explicó Daniel Boyce, que dirigió el equipo de investigadores. 



Cambio climáticoLa vida oceánica, amenazada por el calentamiento
El fitoplancton disminuyó 40% en medio siglo; tiene un papel crucial en la cadena alimentaria
lanacion.com | Ciencia/Salud | Jueves 29 de julio de 2010



Aprendo, luego enseño. . .

Desde hace muchos años, me pregunto por qué las normas esenciales de orden, cuidado, limpieza y repeto por lo ajeno no se ejercen en nuestra sociedad con la fuerza con que se han internalizado en los que como yo, las cumplimos. He buscado respuestas. Todas me han llevado a la misma conclusión: La educación de los argentinos se ha degradado o tal vez ha puesto énfasis en otros aspectos, menoscabando aquéllos.
Pero, visitando otros países latinoamericanos he observado similares conductas de incumplimiento de tales normas. Y si bien mi País, mi sociedad, mi gente es la que se considera en el texto que les acerco hoy, he pensado que sus ejemplos y enseñanzas podrían extenderse también a mis hermanos del continente.




"¡Al que le quepa el sayo que se lo ponga!"


La Argentina Insolente
Por el Dr. Mario Rosen



El Dr. Mario A. Rosen es médico, educador, escritor, y empresario exitoso. Tiene 63 años. Socio fundador de Escuela de Vida, Columbia Training System, y Dr. Rosen & Asociados. Desde hace 15 años coordina grupos de entrenamiento en Educación Responsable para el Adulto. Ha coordinado estos cursos en Neuquén, Córdoba, Tucumán, Rosario, Santa Fe, Bahía Blanca y en Centro América. Médico residente y Becario en Investigación clínica del Consejo Nacional de Residencias Médicas (UBA). Premio Mezzadra de la Facultad de Ciencias Médicas al mejor trabajo de investigación (UBA). Concurrió a cursos de perfeccionamiento y actualización en conducta humana en EEUU y Europa. Invitado a coordinar cursos de motivación en Amway y Essen Argentina, Dealers de Movicom Bellsouth, EPSA, Alico Seguros, Nature, Laboratorios Parke Davis, Melaleuka Argentina, BASF.
En mi casa me enseñaron bien. Cuando yo era un niño, en mi casa me enseñaron a honrar dos reglas sagradas: Regla N° 1: En esta casa las reglas no se discuten. Regla N° 2: En esta casa se debe respetar a papá y mamá. Y esta regla se cumplía en ese estricto orden. Una exigencia de mamá, que nadie discutía... Ni siquiera papá. 
Astuta la vieja, porque así nos mantenía a raya con la simple amenaza: “Ya van a ver cuando llegue papá”. Porque las mamás estaban en su casa. Porque todos los papás salían a trabajar... Porque había trabajo para todos los papás, y todos los papás volvían a su casa. No había que pagar rescate o ir a retirarlos a la morgue. El respeto por la autoridad de papá (desde luego, otorgada y sostenida graciosamente por mi mamá) era razón suficiente para cumplir las reglas. Usted probablemente dirá que ya desde chiquito yo era un sometido, un cobarde conformista o, si prefiere, un pequeño fascista, pero acépteme esto: era muy aliviado saber que uno tenía reglas que respetar. Las reglas me contenían, me ordenaban y me protegían. Me contenían al darme un horizonte para que mi mirada no se perdiera en la nada, me protegían porque podía apoyarme en ellas dado que eran sólidas... Y me ordenaban porque es bueno saber a qué atenerse. De lo contrario, uno tiene la sensación de abismo, abandono y ausencia. Las reglas a cumplir eran fáciles, claras, memorables y tan reales y consistentes como eran “lavarse las manos antes de sentarse a la mesa” o “escuchar cuando los mayores hablan”. Había otro detalle, las mismas personas que me imponían las reglas eran las mismas que las cumplían a rajatabla y se encargaban de que todos los de la casa las cumplieran. No había diferencias. Éramos todos iguales ante la Sagrada Ley Casera. Sin embargo, y no lo dude, muchas veces desafié “las reglas” mediante el sano y excitante proceso de la “travesura” que me permitía acercarme al borde del universo familiar y conocer exactamente los límites. Siempre era descubierto, denunciado y castigado apropiadamente.. La travesura y el castigo pertenecían a un mismo sabio proceso que me permitía mantener intacta mi salud mental. No había culpables sin castigo y no había castigo sin culpables. No me diga, uno así vive en un mundo predecible.. El castigo era una salida terapéutica y elegante para todos, pues alejaba el rencor y trasquilaba a los privilegios.. Por lo tanto las travesuras no eran acumulativas. Tampoco existía el dos por uno. A tal travesura tal castigo. Nunca me amenazaron con algo que no estuvieran dispuestos y preparados a cumplir.. Así fue en mi casa. Y así se suponía que era más allá de la esquina de mi casa. Pero no. Me enseñaron bien, pero estaba todo mal.. Lenta y dolorosamente comprobé que más allá de la esquina de mi casa había “travesuras” sin “castigo”, y una enorme cantidad de “reglas” que no se cumplían, porque el que las cumple es simplemente un estúpido. El mundo al cual me arrojaron sin anestesia estaba patas para arriba. Conocí algo que, desde mi ingenuidad adulta (sí, aún sigo siendo un ingenuo), nunca pude digerir, pero siempre me lo tengo que comer: "la impunidad". ¿Quiere saber una cosa? En mi casa no había impunidad. En mi casa había justicia, justicia simple, clara, e inmediata. Pero también había piedad. Le explicaré: Justicia, porque “el que las hace las paga”. Piedad, porque uno cumplía la condena estipulada y era dispensado, y su dignidad quedaba intacta y en pie. Al rincón, por tanto tiempo, y listo... Y ni un minuto más, y ni un minuto menos. Por otra parte, uno tenía la convicción de que sería atrapado tarde o temprano, así que había que pensar muy bien antes de sacar los pies del plato. Las reglas eran claras.. Los castigos eran claros. Así fue en mi casa. Y así creí que sería en la vida. Pero me equivoqué. Hoy debo reconocer que en mi casa de la infancia había algo que hacía la diferencia, y hacía que todo funcionara. En mi casa había una “Tercera Regla” no escrita y, como todas las reglas no escritas, tenía la fuerza de un precepto sagrado. Esta fue la regla de oro que presidía el comportamiento de mi casa: Regla N° 3: No sea insolente. Si rompió la regla, acéptelo, hágase responsable, y haga lo que necesita ser hecho para poner las cosas en su lugar. Ésta es la regla que fue demolida en la sociedad en la que vivo. Eso es lo que nos arruinó. LA INSOLENCIA. Usted puede romper una regla -es su riesgo- pero si alguien le llama la atención o es atrapado, no sea arrogante e insolente, tenga el coraje de aceptarlo y hacerse responsable. Pisar el césped, cruzar por la mitad de la cuadra, pasar semáforos en rojo, tirar papeles al piso, tratar de pisar a los peatones, todas son travesuras que se pueden enmendar... a no ser que uno viva en una sociedad plagada de insolentes. La insolencia de romper la regla, sentirse un vivo, e insultar, ultrajar y denigrar al que responsablemente intenta advertirle o hacerla respetar. Así no hay remedio. El mal de los Argentinos es la insolencia. La insolencia está compuesta de petulancia, descaro y desvergüenza. La insolencia hace un culto de cuatro principios: - Pretender saberlo todo - Tener razón hasta morir - No escuchar - Tú me importas, sólo si me sirves. La insolencia en mi país admite que la gente se muera de hambre y que los niños no tengan salud ni educación. La insolencia en mi país logra que los que no pueden trabajar cobren un subsidio proveniente de los impuestos que pagan los que sí pueden trabajar (muy justo), pero los que no pueden trabajar, al mismo tiempo cierran los caminos y no dejan trabajar a los que sí pueden trabajar para aportar con sus impuestos a aquéllos que, insolentemente, les impiden trabajar. Léalo otra vez, porque parece mentira. Así nos vamos a quedar sin trabajo todos. Porque a la insolencia no le importa, es pequeña, ignorante y arrogante. Bueno, y así están las cosas. Ah, me olvidaba, ¿Las reglas sagradas de mi casa serían las mismas que en la suya? Qué interesante. ¿Usted sabe que demasiada gente me ha dicho que ésas eran también las reglas en sus casas? Tanta gente me lo confirmó que llegué a la conclusión que somos una inmensa mayoría. Y entonces me pregunto, si somos tantos, ¿por qué nos acostumbramos tan fácilmente a los atropellos de los insolentes? Yo se lo voy a contestar. PORQUE ES MÁS CÓMODO, y uno se acostumbra a cualquier cosa, para no tener que hacerse responsable. Porque hacerse responsable es tomar un compromiso y comprometerse es aceptar el riesgo de ser rechazado, o criticado. Además, aunque somos una inmensa mayoría, no sirve para nada, ellos son pocos pero muy bien organizados. Sin embargo, yo quiero saber cuántos somos los que estamos dispuestos a respetar estas reglas. Le propongo que hagamos algo para identificarnos entre nosotros. No tire papeles en la calle. Si ve un papel tirado, levántelo y tírelo en un tacho de basura. Si no hay un tacho de basura, llévelo con usted hasta que lo encuentre. Si ve a alguien tirando un papel en la calle, simplemente levántelo usted y cumpla con la regla 1. No va a pasar mucho tiempo en que seamos varios para levantar un mismo papel. Si es peatón, cruce por donde corresponde y respete los semáforos, aunque no pase ningún vehículo; quédese parado y respete la regla. Si es un automovilista, respete los semáforos y respete los derechos del peatón. Si saca a pasear a su perro, levante los desperdicios. Todo esto parece muy tonto, pero no lo crea, es el único modo de comenzar a desprendernos de nuestra proverbial INSOLENCIA. Yo creo que la insolencia colectiva tiene un solo antídoto, la responsabilidad individual. Creo que la grandeza de una nación comienza por aprender a mantenerla limpia y ordenada. Si todos somos capaces de hacer esto, seremos capaces de hacer cualquier cosa. Porque hay que aprender a hacerlo todos los días. Ése es el desafío. Los insolentes tienen éxito porque son insolentes todos los días, todo el tiempo. Nuestro país está condenado: O aprende a cargar con la disciplina o cargará siempre con el arrepentimiento.. ¿A USTED QUÉ LE PARECE? ¿PODREMOS RECONOCERNOS EN LA CALLE ? Espero no haber sido insolente. En ese caso, disculpe.
Dr. Mario Rosen


Fuentes:
http://www.cocrear.com/
http://www.encontrarse.com/notas/pvernota.php3?nnota=27233
http://foroddhhmercosur.blogspot.com

Los miedos. . .

Los miedos a los que estamos expuestos desde pequeños muchas veces quedan guardados en algún lugar de nuestro inconciente o de nuestro corazón, como adormecidos y un día de repente, surgen en torbellino feroz cambiándonos la vida a tal punto que tenemos que acudir al médico, primero, al psiquiatra y psicólogo luego, comenzando con la larga ingesta de pastillas para evitarlos como la manera más fácil de enfrentarlos. En el mundo de hoy, un mundo de contrastes, de apuros, de competencias, de inseguridades, de pocas respuestas y muchas preguntas, los temibles miedos, valga la redundancia, aparecen en nuestras vidas con mayor o menor intensidad según cada cual. Resulta apropiado, entonces, saber que existen, porque en nuestro tiempo, aquél que se queda atrás en el conocimiento y la interacción, pierde. Aprendamos pues a conocerlos, luego a detectarlos y por último a enfrentarlos, dándoles batalla. No los reprimamos, menos ocultemos. Muchas veces la combinación de la medicina tradicional con la complementaria da muy buenos resultados. Yo recomiendo el Reiki, las sesiones de EMF Balancing, la meditación, el yoga, toda aquella disciplina que nos vea como un ser holístico.
Leer la nota siguiente es el primer paso.

El miedo es, provocado o no, algo inherente al ser humano y se dice que podrían existir tantas fobias como personas en el mundo.

 Existen algunas que podríamos definir como más comunes, como la claustrofobia (miedo a lugares cerrados) y la agorafobia (miedo a lo contrario, a los lugares abiertos), sin embargo, si indagamos un poco en los diferentes tipos de miedos (más o menos conscientes, aunque muchos están catalogados como irracionales) de las personas podemos encontrarnos con fobias que, a priori, resultan casi increíbles, pero que existen y que también necesitan de trabajos psicológicos para ser curadas. He aquí 20 de ellas, aunque hay muchas más catalogadas. No hay que olvidar que, en muchos casos, las fobias tienen origen en experiencias del pasado.
Crometofobia o Crematofobia: Es una de las que más llaman la atención. Es el miedo al dinero y valores de capital. Los expertos señalan que esta fobia no es algo pasajero, sino persistente (e injustificada) en quienes la padecen. Por otro lado está la aurofobia, que es el miedo al oro.
Enofobia: Temor o asco al vino.
Efebifobia: miedo a los adolescentes. Provocado por el temor que para los que la padecen tienen en función de su desconfianza basada en prejuicios de edad.
Somnifobia: temor a dormir. Puede producirse cuando el sujeto cree que puede no despertar nunca, o tener sueños que no desea (onirofobia). Es un fobia que puede conducir a problemas serios por los trastornos alimenticios que provoca y, en casos severos, a problemas mentales. La noctifobia, por ejemplo, es el miedo a la noche y la clinofobia el temor a ir a la cama.
Sofofobia: Temor a saber y adquirir nuevos conocimientos.
Antrofobia: miedo irracional a las flores. No confundir con antropofobia, que es el miedo a las personas.
Dipsofobia: el miedo extremo a las bebidas alcohólicas y a la embriaguez.
Agirofobia: miedo a la calle y a cruzar la calle. La ambulofobia, por su parte, es el miedo a caminar. Otra fobia relacionada con cruzar, esta vez puentes, es la gefirofobia.
Basofobia: miedo a caerse muy común en personas que han sufrido una operación o se han roto un hueso. Aparte de la psicología, el fisioterapeuta ha de contar con este temor y ayudar a ganar confianza al afectado.
Fobias a lo procedentes de otros países y razas: aquí podemos encontrar multitud de miedos irracionales, como la germanofobia (a los alemanes), gringofobia (a lo norteamericano), etc... la xenofobia es el miedo y odio a los extranjero.
A colores: la xantofobia, por ejemplo, es el miedo al amarillo (color asociado a la muerte o la mala suerte en muchas culturas). La eritrofobia es el temor al rojo.
Fagofobia: miedo a comer y tragar. Se traduce en una dificultad para tragar (disfagia) injustificada en el momento en el que, al examinar el esófago los médicos no encuentran nada anormal.
Bromidrosifobia: miedo al mal olor corporal, tanto propio como ajeno.
Ecofobia: miedo al hogar. En ocasiones causada por un abandono paterno en la infancia y que se traduce en el temor a estar solo en el hogar.
Genofobia: miedo al sexo. La espermatofobia, por otro lado, es el miedo al semen. Medortofobia: definida como el miedo a tener una erección.
Latrofobia: miedo al médico. Tiene su origen en innumerables temores, que van desde el miedo al dignóstico, a una cirugía o a una inyección, como a una experiencia traumática en una sala médica, bien propia o por la de una ser allegado...
Optofobia: miedo a abrir los ojos. Los ojos reúnen algunas otras fobias como la omatofobia (miedo a los ojos) o la fotofobia (miedo a la luz por temor a que afecte a la vista).
Relacionadas con el trabajo: la ergofobia (miedo al trabajo) y en los últimos años la logicomecanofobia (miedo a los ordenadores).
Vestifobia: miedo a la ropa. Puede estar relacionada con la bacteriofobia.
Hipopotomonstrosesquipedaliofobia: temor a las palabras grandes.




Fuente:
http://www.20minutos.es/noticia/554094/0/fobias/raras/miedos/

Consejos que curan

Si usted no se quiere enfermar
Acepte, por favor este regalo


Si no queremos enfermarnos, una forma de aprender a evitarlo, puede ser seguir los Consejos de quienes se ocupan del alma y del cuerpo de las personas. Un ejemplo totalizador, es el traído por este médico brasilero, el Dr. Draúzio Varella, quien muy clara y sencillamente, a través de sus recomendaciones para vivir mejor, nos muestra la real simpleza de la vida, aquélla que el hombre se ocupa constantemente en  complicar. . .

El Dr. Draúzio Varella, de origen gallego-portugués, pero de nacionalidad brasilera, es un reconocido médico oncólogo y también escritor, nacido en San Pablo en el año 1943. Estudió su carrera en la Facultad de Medicina en la Universidad de San Pablo, comenzando en los años 70 su especialización en enfermedades infecciosas, dirigiendo durante 2o años el servicio de inmunología en el área oncológica, en Hospitales de San pablo e Ipiranga. Enseñó en varias Facultades de Brasil y conferencias en el extranjero siempre sobreel tema de su especialidad (EE.UU;Japón;Suecia, etc) Y desarrolló trabajos de investigación sobre la prevalencia del HIV en la población carcelaria.


Llegó a hacerse famoso en su país, gracias a la difusión de diversos temas médicos desde los primeros auxilios, la gravidez, el tabaquismo, el alcoholismo, la obesidad hasta el transplante de órganos entre otros, a través de programas televisivos y radiales de renombre. Pero no sólo se ha destacado, Varella, como médico oncólogo, sino que aventurado en el mundo de la Literatura, ha publicado varias obras, algunas premiadas con importantes distinciones, tanto para adultos como para niños. Su primera publicación en el año 1999 fue dedicada a sus trabajos y experiencias con los presidiarios de Carandirú, llegando a convertirse en un Best-seller. (Traducción propia del portugués en apretada síntesis)
¡Lea estos sanos consejos!

Hable de sus sentimientos . . .
Tome decisiones . . .
Busque soluciones. . .
No viva de apariencias. . .
Acéptese. . .
Confíe. . .
No viva siempre triste. . .

Explicación de estas recomendaciones:

Hable de sus sentimientos . . .
Las emociones y sentimientos que son escondidos, reprimidos, terminan en enfermedades como:gastritis, úlcera, dolores musculares, dolor de columna.
Con el tiempo la represión de los sentimientos genera hasta el cáncer. Entonces vamos a sincerar, confidenciar, compartir, nuestra intimidad, nuestros secretos, nuestros errores. El diálogo, el hablar, la palabra es un poderoso remedio y una excelente terapia.

Tome decisiones. . .
La persona indecisa permanece en duda, en la ansiedad y en la angustia. La indecisión trae problemas, preocupaciones, agresiones. La historia humana es hecha de decisiones. Para decidir es preciso saber renunciar, saber perder ventajes y valores para ganar otros. Las personas indecisas son objeto de enfermedades nerviosas, gástricas y problemas de la piel.

Busque soluciones. . .
Las personas negativas no consiguen soluciones y aumentan los problemas. Prefieren la lamentación, la murmuración y el pesimismo.Mejor es encender un fósforo que lamentar la oscuridad.Una abeja es pequeña pero produce lo más dulce que existe.Somos lo que pensamos. El pensamiento negativo genera energía negativa y ésta, produce enfermedad.

No viva de apariencias. . .
Quien esconde la realidad, finge, hace poses, quiere siempre dar la impresión de estar bien, quiere mostrarse perfecto, bonachón,. . .Y no sabe que está acumulando toneladas de peso. Una estatua de bronce con pies de barro. Nada peor para la salud que vivir de apariencias y fachadas. Son personas con mucho barniz y poca raíz.Su detino es el hospital, la farmavcia, el dolor. . .

Acéptese. . .
La ausencia de autoestima, el rechazo propio hace que nos volvamos ajenos a nosotros. Ser uno mismo es el núcleo de una vida saludable. Quienes no se aceptan a si mismos, son envidiosos, celosos, imitadores, competitivos, destructivos

Confíe . . .
Quien no se comunica, no se abre, no se relaciona, no crea relaciones estables y profundas, no sabe hacer amistades verdaderas. Sin confianza, no hay relación. 
La desconfianza es falta de Fe en si mismo, en los otros y en Dios. 


No viva siempre triste . . .


El buen humor, la risa, el reposo, la alegría recuperan la salud y traen larga vida. La persona alegre tiene el don de alegrar el ambiente donde vive. El buen humor nos salva de las manos del doctor. La alegría es salud y terapia. 

¡Vale la pena reflexionar sobre estos sanos consejos! ¡Hagamos la prueba!

Fuente:http://reflexionesdiarias.wordpress.com/ Fuente:www.drauziovarella.com.br

¡Feliz Día del Amigo!

 
Hoy en mi país y hasta lo que sé en Uruguay y Brasil, los tres  países del hemisferio Sur, donde el frío cunde en el mes de Julio, se festeja el Día del Amigo. En Argentina, el día es venerado especialmente por los más jóvenes que se juntan y circulan por las calles, los shopping y las confiterías, siempre en grupos numerosos. La costumbre manda intercambiar regalos. Uno de los más frecuentes es el chocolate en sus distintas formas.
Los mayores si son mujeres se reúnen a tomar un té, chocolate o café con torta o simplemente una colación. Los hombres suelen reunirse de noche. Los matrimonios de amigos salen a cenar.
La fecha se festeja entre los argentinos desde finales de los años setenta, cada vez con mayor preponderancia, a instancias de las campañas comerciales y publicitarias, pero en realidad surge como iniciativa del Profesor de Psicología, Filosofía e Historia, además músico y odontólogo argentino, Enrique Ernesto Febbraro, quien propuso festejar el Día del Amigo, eel 20 de Julio de 1969 (fecha en que el Apolo XI llegó a la Luna) basándose en una experiencia paraguaya, país que había instituido el Día del Amigo el 30 de Julio de 1958.

Su denodada tarea por instaurar el día 20 de Julio, en otros ámbitos internacionales, como Día de la Amistad no tuvo el impacto mundial buscado. 

Sin embargo, en Brasil y Uruguay también se festeja el 20 de Julio, en Paraguay el 30, en Chile el primer viernes de octubre, en Perú, el primer sábado de julio y en EEUU, el primer domingo de agosto.

Una vez, hace más de veinte años, en una guitarreada, escuché a un cantor decir que: “Un amigo es como uno mismo en otra piel”. Lo creo.

Vaya, hoy, para todos mis amigos virtuales un fuerte abrazo que he guardado en esta cajita para que no se pierda en el entramado universal, razón por la cual, quien desee llevársela, se llevará algo de mí.


La amistad es un sentimiento que no tiene tiempos ni lugares. No discrimina y une las almas que comparten algo de la Vida. 

"Gracias a las redes sociales, la amistad se reinventa y adquiere nuevas formas que no hacen más que confirmar la intensa presencia que este vínculo tiene para los argentinos."

Fuente consultada: http://www.elintransigente.com/notas/2010/7/20/argentina-50277.asp

Tú me acostumbraste. . .


Ayer, 12 de Julio, se nos fue una grande de la música romántica: La reina del Bolero, Olga Guillot.
Su voz nos acompañó, por lo menos a los de mi generación, de niños, escuchando la radio. Sus temas nos rompieron el corazón cuando ya fuimos casi adolescentes y con el famoso "Tu me acostumbraste" aprendimos a bailar muy apretaditas a nuestro ocasional compañero de entonces. Yo recuerdo que tendría unos 15 años, cuando escuché un disco "long-play" de la época, que Olga Guillot había grabado con el Trío "Los Panchos" del cual me sabía todas sus canciones. Ese disco fue una maravilla, pues la mixtura de tales voces logró un resultado identificado con el éxito rotundo.




Olga Guillot, nació en Santiago de Cuba, el 9 de octubre de 1922 y falleció en Miami, el 12 de julio de 2010. Fue una gran cantantante, conocida como "La reina del bolero".

La artista cubana tenía 87 añosAdiós a Olga Guillot, la reina del bolero
Murió ayer, víctima de un paro cardíaco en Miami; entre sus éxitos se destaca "Tú me acostumbraste"
lanacion.com | Espectáculos | Martes 13 de julio de 2010

La muerte de la cantante cubana Olga Guillot, considerada la figura máxima del bolero por más de seis décadas, deja un vacío en el ambiente musical iberoamericano dificíl de llenar. Guillot falleció en el hospital Mount Sinai de Miami Beach el lunes a las 12:45 pm víctima de un infarto cardíaco. Tenía 87 años.
"Murió rodeada de su única hija Olga María [Touzet] y sus amigos más cercanos'', informó desde el centro hospitalario la vocera de la familia, Raquel Pouget. "Entró al hospital por su propio pie el sábado porque el viernes no se había sentido bien. Venía arreglada y maquillada por ella misma, tal como era su costumbre. Pero ese mismo día le repitió el infarto. La madrugada del domingo la indujeron al coma para poderle poner el respirador y hoy [lunes] apareció un coágulo devastador''.
Pouget recordó que hace apenas unos días, en una reunión familiar, Guillot expresó que entre los dolores que había pasado en su vida, el mayor había sido el de no ver a su país liberado. "Ella dijo: ‘si yo me muero mañana el dolor que me llevo en el alma es no ver a Cuba libre' '', evocó Pouget mientras ultimaba detalles de los servicios fúnebres que se darán a conocer en las próximas horas.
Olga Guillot nació el 9 de octubre de 1922 en Santiago de Cuba. Siendo pequeña se trasladó con su familia a La Habana donde, en 1938, debutó en el programa radial La corte suprema del Arte como parte del dúo Las hermanitas Guillot con su hermana mayor, Ana Luisa. Luego tomó clases de canto con la soprano Hortensia Cohalla y el cantante Mariano Meléndez.
En los años 40, la vocalista formó parte del cuarteto Siboney, dirigido por la compositora Isolina Carrillo y cuyo pianista, Facundo Rivero, le facilitó el debut como solista en el exclusivo Zombie Club, en 1945. Fue por esa época en que conoció a los jóvenes cultivadores del filing, movimiento que fundió la trova tradicional con el jazz y modernizó la interpretación de los cantantes.
En los años siguientes, tras el éxito de su versión al español de Stormy Weather, Guillot se situó en el mapa musical de la isla. Pero nadie duda que el bolero Miénteme, del mexicano Chamaco Domínguez, grabado en 1954 para el sello Puchito, la llevó a las alturas.
Más adelante, Guillot convertiría en éxitos aquellas melodías de la bohemia habanera como La gloria eres tú (José Antonio Méndez) Contigo en la distancia (César Porrtillo de la Luz) y En nosotros (Tania Castellanos).
"Olga era todo música, su vida giraba alrededor de la música. Era una intérprete fantástica'', dijo el humorista Guillermo Alvarez Guedes, quien guarda un recuerdo especial de cuando ambos trabajaron juntos con Beny Moré en el famoso cabaret Montmartre de La Habana, a mediados de los años 50. "Siempre fue muy cordial''.
En esos años la cantante no sólo era reconocida en su propio país, donde la Unión de Crónica Tele-Radial la proclamó La Mejor Voz Cancionera de Cuba. A su paso por Nueva York y Latinoamérica, se sumó el hecho de ser una de la cantantes consentidas de compositores como Juan Bruno Tarraza, José Sabre Marroquín y Alvaro Carrillo, entre otros.
"Olga tenía mucho sentido escénico. Sabía cómo poner de pie al público'', recordó el actor y periodista Evelio Taillacq, que señaló que la Guillot demostró que las intérpretes femeninas podían ser atractivas para el mercado de discográfico. "Con Miénteme, ella rompió el mito de que las mujeres no vendían discos. Ese fue uno de sus aportes más importantes''.
Desde muy pequeña se mudó a La Habana y fue ahí cuando formó al lado de su hermana Ana Luisa, el dúo Hermanitas Guillot, que se presentó con éxito en el programa de radio "La Corte Suprema del Arte". En 1938 inició sus preparación musical con maestros como la soprano Hortensia Cohalla o el cantante Mariano Meléndez.
A principios de la década de 1940 formó parte como segunda voz, del cuarteto Siboney, dirigido por la compositoraIsolina Carrillo.
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Ese mismo año, la Asociación de Críticos la seleccionó como la cancionera más destacada de Cuba. Ese hecho sirvió para que Miguelito Valdés  la llevara a Nueva York a realizar unas grabaciones para el sello Decca Records. En 1948, el tenor René Cabell la llevó aMéxico, donde filmó su primera película:"La venus de fuego", junto a Meche Barba. La cantante también grabó algunas piezas acompañada de la Orquesta de Gonzalo Curiel.
En 1952 y 1953 recorrió casi toda Latinoamérica y grabó con el respaldo del pianista y compositor Juan Bruno Terraza. En 1954, firmó contrato de exclusividad con el sello Puchito y grabó "Miénteme", del mexicano Chamaco Domínguez. De 1954 a 1956, la Unión de Crónica Tele-Radial la proclamó la "Mejor Voz Cancionera de Cuba". En 1957 regresó a México, donde impuso en el primer lugar el bolero "Tú me acostumbraste", de Frank Domínguez. También grabó para la firma Musart, acompañada por el maestro José Sabre Marroquín. En 1958 viajó a Europa y actuó en el Palm Beach Casino, de Cannes, Francia.
En 1961, como resultado de su oposición a la Revolución cubana decide abandonar Cuba y trasladarse a Venezuela, para posteriormente radicarse en México en forma definitiva. El mismo año se le entregó el Disco de Brillante por sus altas ventas, las mayores en Cuba de 1954 a 1960. En 1963, la Academia de Artes John F. Kennedy de Hollywood,  le otorgó el premio Palmas de Oro como la Mejor Bolerista Latinoamericana.
Cantó también al lado de Los Panchos y triunfó en España. Llevó la pieza "Adoro", de Armando Manzanero a la fama mundial. Grabó el tema "Me muero, me muero", de la mexicana Lolita de La Colina con la que se le consideró la "Pionera de la Canción Erótica".
En 1988 celebró sus bodas de oro como intérprete estelar de la canción melódica. Ha participado en 16 películas (una de ellas, un célebre largometraje documental sobre la música cubana estrenado en 1964.
En pocos años, Guillot conquistó al público con su manera apasionada de interpretar temas como "Tú me acostumbraste", "Miénteme" y "La gloria eres tú", entre otras, que fueron escuchadas en su voz por primera vez en muchos de los escenarios más importantes de América Latina, Europa y Asia.
La Guillot es considerada "La Madre del Bolero" y una de las figuras más trascendentales de la historia de la canción del siglo XX.
Con una carrera de 20 discos de Oro, 10 de Platino y uno de Diamante, Olga Guillot, o "La Reina del Bolero" es reconocida como toda una institución de la canción popular.

¿Matrimonio entre gente rara?



En mi país, impulsado por el sector oficialista, bajo las descontadas presiones del gobierno, se viene al galope la aprobación de la modificación a nuestro Código Civil, consagrando el Matrimonio Gay con todas las implicancias jurídicas que el mismo conlleva. En esta ocasión, una realidad no contemplada por la Ley, exige ser regulada.
El Derecho debe acompañar los cambios que se suceden en la sociedad y que resultan irreversibles, reconocidos por la mente colectiva, más allá de las creencias individuales y desde tiempos inmemoriales. El tema de la Homosexualidad en uno u otro sentido es tan viejo como el humano mismo.
La opinión de cada cual se reserva al fuero interno del hombre y así como nos acostumbramos a casarnos a través del Registro Civil y no solamente por Iglesia, así como nos acostumbramos a votar y a elegir a nuestros representantes (más nos costó a las mujeres), o así, como nos adaptamos a reconocer derechos a las madres solteras trabajadoras para cobrar los beneficios sociales que sólo le correspondían al hombre, así con millones de ejemplos encaminadores del desarrollo humano, podríamos sentenciar que: Todo cambio, duele y ofrece resistencia. Pero el Ser humano termina adaptándose.
La unión de los homosexuales en nuestro país y en casi en todo el Mundo, constituye una situación de hecho que en nada afecta a terceros y cuyas consecuencias jurídicas de orden civil, penal, de la minoridad y familiar, deben contemplarse en un marco legal del que hoy carecen. Los problemas referidos a la adopción de menores y a la fertilización asistida es tema de otro costal, del que nuestros legisladores no podrán escapar. Toda Sociedad se desarrolla, las Instituciones que la componen, también y la Legislación que la ordena debe acoger las nuevas realidades.
Con el respeto que los lectores de este Blog se merecen y conforme a mi manera de pensar, pidiendo disculpas si llego a ofender la sensibilidad, el credo o el pensamiento de alguno, publico a continuación, un enfoque del problema, escrito por una Profesional de la UBA (Universidad de Buenos Aires).


"Estoy completamente a favor de permitir el matrimonio entre católicos. Me parece una injusticia y un error tratar de impedírselo.

El catolicismo no es una enfermedad. Los católicos, pese a que a muchos no les gusten o les parezcan extraños, son personas normales y deben poseer los mismos derechos que los demás, como si fueran, por ejemplo, informáticos u homosexuales.

Soy consciente de que muchos comportamientos y rasgos de carácter de las personas católicas, como su actitud casi enfermiza hacia el sexo, pueden parecernos extraños a los demás. Sé que incluso, a veces, podrían esgrimirse argumentos de salubridad pública, como su peligroso y deliberado rechazo a los preservativos. Sé también que muchas de sus costumbres, como la exhibición pública de imágenes de torturados, pueden incomodar a algunos. Pero esto, además de ser más una imagen mediática que una realidad, no es razón para impedirles el ejercicio del matrimonio.

Algunos podrían argumentar que un matrimonio entre católicos no es un matrimonio real, porque para ellos es un ritual y un precepto religioso ante su dios, en lugar de una unión entre dos personas. También, dado que los hijos fuera del matrimonio están gravemente condenados por la Iglesia, algunos podrían considerar que permitir que los católicos se casen incrementará el número de matrimonios por “el qué dirán” o por la simple búsqueda de sexo (prohibido por su religión fuera del matrimonio), incrementando con ello la violencia en el hogar y las familias desestructuradas. Pero hay que recordar que esto no es algo que ocurra sólo en las familias católicas y que, dado que no podemos meternos en la cabeza de los demás, no debemos juzgar sus motivaciones.

Por otro lado, el decir que eso no es matrimonio y que debería ser llamado de otra forma no es más que una manera un tanto ruin de desviar el debate a cuestiones semánticas que no vienen al caso: aunque sea entre católicos, un matrimonio es un matrimonio, y una familia es una familia.

Y con esta alusión a la familia paso a otro tema candente sobre el que mi opinión, espero, no resulte demasiado radical: también estoy a favor de permitir que los católicos adopten hijos.

Algunos se escandalizarán ante una afirmación de este tipo. Es probable que alguno responda con exclamaciones del tipo “¿Católicos adoptando hijos?
¡Esos niños podrían hacerse católicos!”.

Veo ese tipo de críticas y respondo: si bien es cierto que los hijos de católicos tienen mucha mayor probabilidad de convertirse a su vez en católicos (al contrario que, por ejemplo, ocurre en la informática o la homosexualidad), ya he argumentado antes que los católicos son personas como los demás.


Pese a las opiniones de algunos y a los indicios, no hay pruebas evidentes de que unos padres católicos estén peor preparados para educar a un hijo, ni de que el ambiente religiosamente sesgado de un hogar católico sea una influencia negativa para el niño. Además, los tribunales de adopción juzgan cada caso individualmente, y es precisamente su labor determinar la idoneidad de los padres.


En definitiva, y pese a las opiniones de algunos sectores, creo que debería permitírseles también a los católicos tanto el matrimonio como la adopción.

Exactamente igual que a los informáticos y a los homosexuales."


Cecilia Touris
Lic. en Psicología UBA.
Mg. Ciencias Sociales y Salud. FLACSO
IIGG. Facultad de Ciencias Sociales. UBA

Los años no vienen solos, por Zunilda Moreno. Con la tecnología de Blogger.

En el Universo de Google+

Tango

Tango
De la pintora argentina: Graciela Godoy

¿Sabías?

En el transcurso del siglo XXI, una cantidad inédita de personas extenderá su vida. Y no únicamente en los países desarrollados, como ocurrió hasta hace poco. La población de más de 85 años ya aumentó notablemente en América Latina, mientras que la población de más de 65 años viene creciendo a un ritmo del 2% anual, según (OPS).

(Organización Panamericana de la salud)




Mis amigos de Google+

Me acompaña de noche

Me acompaña de noche

14 de Diciembre

14 de Diciembre
Gracias Rebecca. Yo también soy Sagitario

El deber ser

«Que, puesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz”

(Constitución de la UNESCO)

Para pensar

Para pensar
Los errores no se niegan, se asumen. Los pecados no se juzgan, se perdonan. Y el amor no se grita, se demuestra.

El tiempo, hoy, nuestro amigo

El tiempo, hoy, nuestro amigo

Importante

“Envejecer es un fenómeno inexorable, pero tiene algo modificable: su ritmo”

Dr. Juan Hitzig

Médico gerontólogo argentino

Aquí estamos

¡Sigueme by Email!

El tiempo pasa, que no sea en vano

El tiempo pasa, que no sea en vano

Al amor


youtu.be/JNS9eKItlD0

Blog Archive