Orient-Express o el lujo de viajar al pasado


¡Welcome on board, madame!
El guarda, con impecables guantes blancos y uniforme de época, abría las puertas del tren extremadamente brillante por dentro y por fuera e invitaba a la mujer a ascender al mítico Orient-Express, para disfrutar de un trayecto encantador entre Londres y París, cruzando el Eurotúnel, habiendo de regocijarse con el verde claro de la campiña al compás de un suave movimiento, enlazado a un rumor nostálgico, que habría de transportarla a un tiempo que pasó.
Realmente debe ser una magnífica experiencia viajar en estos días agitados, en este tren de lujo que imita a los que hicieron furor a principios del Siglo XX y que hoy ofrece un servicio renovado, pero con todo el glamour de aquella época, a un precio caro, pero no exagerado. Un viaje en el Orient-Express es uno de esos viajes soñados, que muchos no podremos hacer, que no tan pocos disfrutarán y que otros harán una sola vez en la vida. 


(No dejes de ver la Nota que sigue y el video del viaje)

Orient-ExpressEl lujo de viajar al pasado
Todos a bordo: último aviso para el servicio Londres-París que recrea los años de esplendor del ferrocarril, con coches cinco estrellas, comedor gourmet y ritmo pausado
lanacion.com | Turismo | Domingo 18 de julio de 2010Edición de HTML

Las que gustaron

Jin Ji Du Li :Lograr el equilibrio. . .

Tal vez no lo sepas

¡A preparar un Gatuzo!

¿Quién fue Malena?

¡Los guacamayos no se divorcian!