¡Feliz Día del Amigo!

 
Hoy en mi país y hasta lo que sé en Uruguay y Brasil, los tres  países del hemisferio Sur, donde el frío cunde en el mes de Julio, se festeja el Día del Amigo. En Argentina, el día es venerado especialmente por los más jóvenes que se juntan y circulan por las calles, los shopping y las confiterías, siempre en grupos numerosos. La costumbre manda intercambiar regalos. Uno de los más frecuentes es el chocolate en sus distintas formas.
Los mayores si son mujeres se reúnen a tomar un té, chocolate o café con torta o simplemente una colación. Los hombres suelen reunirse de noche. Los matrimonios de amigos salen a cenar.
La fecha se festeja entre los argentinos desde finales de los años setenta, cada vez con mayor preponderancia, a instancias de las campañas comerciales y publicitarias, pero en realidad surge como iniciativa del Profesor de Psicología, Filosofía e Historia, además músico y odontólogo argentino, Enrique Ernesto Febbraro, quien propuso festejar el Día del Amigo, eel 20 de Julio de 1969 (fecha en que el Apolo XI llegó a la Luna) basándose en una experiencia paraguaya, país que había instituido el Día del Amigo el 30 de Julio de 1958.

Su denodada tarea por instaurar el día 20 de Julio, en otros ámbitos internacionales, como Día de la Amistad no tuvo el impacto mundial buscado. 

Sin embargo, en Brasil y Uruguay también se festeja el 20 de Julio, en Paraguay el 30, en Chile el primer viernes de octubre, en Perú, el primer sábado de julio y en EEUU, el primer domingo de agosto.

Una vez, hace más de veinte años, en una guitarreada, escuché a un cantor decir que: “Un amigo es como uno mismo en otra piel”. Lo creo.

Vaya, hoy, para todos mis amigos virtuales un fuerte abrazo que he guardado en esta cajita para que no se pierda en el entramado universal, razón por la cual, quien desee llevársela, se llevará algo de mí.


La amistad es un sentimiento que no tiene tiempos ni lugares. No discrimina y une las almas que comparten algo de la Vida. 

"Gracias a las redes sociales, la amistad se reinventa y adquiere nuevas formas que no hacen más que confirmar la intensa presencia que este vínculo tiene para los argentinos."

Fuente consultada: http://www.elintransigente.com/notas/2010/7/20/argentina-50277.asp

Las que gustaron

¡A preparar un Gatuzo!

El Che: Un niño que creció

¿Quién fue Benazir Bhutto?

Volviendo a mi casa virtual

Conociendo la Luna II