¿Quién fue Malena?

Si bien tengo una hija que se llama Malena, hasta no hace mucho sólo sabía que el nombre resultaba de apocopar las palabras: María y Magdalena o María y Elena.
Pero ahora, he descubierto que es una variante del nombre Magdalena y hasta figura en el Santoral católico, ya que se festeja igualmente que Santa María Magdalena, Santa Malena, el 22 de Julio de cada año.
Además, algunos adjudican su origen al latín, y alegan que significa: “Magnífica habitante del torreón”, otros lo derivan del hebreo y afirman que proviene de “Magdale” que significa: “aquélla que procede de Magdala”, ciudad de la antigua Palestina, hoy Israel.
También describen a la persona que lleva por nombre “Malena” como idealista, amistosa, romántica y amante de la libertad. ¡No me cabe la menor duda!
Pero, cuando en Argentina y me atrevo a decir, en todo el Mundo, uno se pregunta: ¿Quién fue Malena?
Surge en nuestra mente el recuerdo de la melodía y letra del tan hermoso tango que lleva ese nombre y que fue, sin lugar a dudas, mi inspirador.
Malena canta el tango como ninguna
y en cada verso pone su corazón. . .





Las historias sobre este personaje, muy presente en la historia del tango, no son las mismas y no llegan a las mismas conclusiones, si bien muchos dicen que Malena efectivamente existió porque sinceramente creen o necesitan creer en la encarnación de la protagonista del Tango, que “. . . transitó o aún transita la vida. . .”, otros lo niegan, considerándola como una ficción.
Los tangos, siempre tienen algo de realidad y algo de leyenda.
Los autores: Ricardo García Blaya y Néstor Pinsón se han ocupado de investigar estas creencias sobre la musa inspiradora del emblemático tango Malena compuesto por Homero M anzi (Letra) y Lucio Demare (música)
Y así, concluyen que los versos tienen realmente una parte cierta, con la que nos podríamos quedar y terminar el asunto, si no fuera porque la imaginación popular ha tejido otras historias.

“. . . A fines de 1941, el poeta Homero Manzi, de regreso a Buenos Aires de un viaje a México, hace escala en la ciudad de San Pablo, Brasil. Allí tiene la oportunidad de concurrir a un cabaret donde escucha cantar a Malena de Toledo, nombre artístico de Elena Tortolero, de quién, a ciencia cierta se desconoce su nacionalidad y demás datos de filiación. . .”
“. . .Se dice que pasó su niñez en el Brasil, en Porto Alegre, donde su padre era cónsul honorario del gobierno español. . .”
El investigador Raúl Castelli sitúa su nacimiento en 1916, sin aclarar donde, y el fallecimiento, en la ciudad de Montevideo, Uruguay, el 23 de enero de 1960.
Otros dicen que en realidad tiene que haber nacido en 1906.
Sin embargo, autores como Eduardo Moreno, afirman que Malena o mejor dicho Elena Tortolero era chilena y que llegando al país, trabajó a partir del año 1929 en la orquesta de Vardaro-Pugliese haciendo giras por el interior del país .
“. . .Para Héctor Benedetti en su libro "Las mejores letras de tango", la cantante era nativa de la provincia de Santa Fe (Argentina) y, que una vez disuelto el conjunto Vardaro-Pugliese se fue a cantar a Brasil en donde hace unas grabaciones con la orquesta de Héctor Gentile y adopta su seudónimo. . .”
Elena de Tortolero o Malena, realizó giras por países latinoamericanos, contrajo matrimonio con un cantante mexicano y regresó a la Argentina donde vivió un tiempo con su esposo en la Capital, hasta que éste conoce a una actriz venezolana y la abandona marchándose con ella.
Lo cierto es que Homero Manzi, conoció a la cantante, según unos, en un cabaret de Sao Paulo, según otros, en un cafetín de Porto Alegre y prometió hacerle un tango.
Otros piensan que Malena fue una corista del Teatro Maipo, llamada Azucena Maizani, pero ella siempre lo desmintió. Algunos la encarnan en la figura de la cantante de tangos, Nelly Omar, quien vivió un intenso romance con Homero Manzi y hay quienes la asocian con la Modista de su esposa, que se llamaba Malena Y para completar la lista, su hijo, Acho Manzi, expresa que la Malena de su padre nunca existió y que si tuviese que nombrar a una cantante de tangos que lo inspirara, nombraría a Mercedes Simone.
Según uno de los autores citados, Néstor Pinsón, y cuenta él mismo, que mantuvo una larga charla con el violinista Reinaldo Nichele, en la que éste le confiesa que trabajó con Malena de Toledo en cabarets de Montevideo. Que la conoció bien, que incluso, con un amigo suyo salieron varias veces con ella y otra mujer. Y le confesó: «Yo creo que Manzi se inspiró en ella. Allí cuando dice que tiene voz de sombra, la voz quebrada y yo pienso que era ella, porque tenía voz de cabaret, voz aguardentosa, así como dijo Manzi»
Para entrar en la leyenda, Benedetti relata en su obra citada, que: Malena de Toledo tenía este tango en su repertorio sin sospechar que se llamaba así por ella, y que cuando se lo señalaron quedó tan impresionada que dejó de cantar para siempre”
Para García Blaya y Pinsón, lo único que le interesó a Manzi de aquélla cantante que conoció en Brasil, tal vez, fue su apodo Malena.
Sin embargo, los sentidos versos que Homero Manzi escribió, sólo pueden haber sido inspirados por el profundo amor que sintió por una o varias mujeres en su vida y que plasmó en Malena.






Tango Malena
Del poeta y letrista, Homero Manzi (1 de noviembre de 1907 - 3 de mayo de 1951)
y del pianista, compositor, director y arreglador , Lucio Demare
(9 de agosto de 1906 - 6 de marzo de 1974)
Malena canta el tango como ninguna
y en cada verso pone su corazón.
A yuyo del suburbio su voz perfuma,
Malena tiene pena de bandoneón.

Tal vez allá en la infancia su voz de alondra
tomó ese tono oscuro de callejón,
o acaso aquel romance que sólo nombra
cuando se pone triste con el alcohol.

Malena canta el tango con voz de sombra,
Malena tiene pena de bandoneón.

Tu canción
tiene el frío del último encuentro.
Tu canción
se hace amarga en la sal del recuerdo.
Yo no sé
si tu voz es la flor de una pena,
só1o sé que al rumor de tus tangos, Malena,
te siento más buena,
más buena que yo.

Tus ojos son oscuros como el olvido,
tus labios apretados como el rencor,
tus manos dos palomas que sienten frío,
tus venas tienen sangre de bandoneón.

Tus tangos son criaturas abandonadas
que cruzan sobre el barro del callejón,
cuando todas las puertas están cerradas
y ladran los fantasmas de la canción.

Malena canta el tango con voz quebrada,
Malena tiene pena de bandoneón.

Fuentes:
http://www.todotango.com/spanish/biblioteca/cronicas/quien_es_malena.asp
http://aniversalia.com/santo

Las que gustaron

Jin Ji Du Li :Lograr el equilibrio. . .

Tal vez no lo sepas

¡A preparar un Gatuzo!

¡Los guacamayos no se divorcian!