Creando Salud

Desde hace bastante tiempo ya, se sabe con certeza científica que, el perfil psíquico de las personas influye directa e indiscutiblemente en su salud.
Sin embargo, la Medicina tradicional, definida como la Ciencia y Arte de precaver y curar las enfermedades del cuerpo humano, ha considerado al cuerpo y sólo al cuerpo como el objeto de sus estudios y el destinatario de sus curaciones.


En el Mundo que nos toca vivir no podemos obviar que muchos estímulos externos de nuestro entorno, a los que nuestro grado de evolución como humanos no nos permite manejar, generan en nuestro sistema orgánico una serie de reacciones, de resistencias mentales y emocionales que acaban enfermándonos.

Otras concepciones de la Medicina, atribuyen al campo emocional de la conciencia muchas de las enfermedades que nos afectan, atribuyéndolas a emociones no resueltas o reprimidas o simplemente no manifestadas.

Nuestros músculos se tensan, la irritabilidad nos asalta, el estrés nos agobia. Así, tenemos dolores de cabeza, de cuello, de espalda, malestares gástricos, afecciones a la garganta, nos sube la presión arterial, aparecen síntomas de enfermedades cardiacas, nos sobreviene un infarto, nuestros riñones e hígado no funcionan bien y causan molestias, el sistema inmunológico se deteriora, aumenta el riesgo de cáncer, los huesos se debilitan, nos duelen las articulaciones, por último la energía vital nos abandona y nos invade el “temor a. . .” que inevitablemente terminará en el Pánico, uno de los males que avanza a pasos agigantados entre la humanidad.


Estas nuevas formas de entender la Medicina apuntan a considerar al hombre no como un mero cuerpo físico, sino como un Todo integrador de los aspectos físico, mental y espiritual del ser humano camino a su evolución como tal.


Si estamos de acuerdo en que todo está en nuestra mente, en que somos co-creadores de nuestra realidad, la enfermedad es pues, un desafío de crecimiento, porque al aprender a reconocernos y querernos tal como somos y en consecuencia, al aceptarnos, al considerarnos auténticos e irrepetibles, al no reprimir nuestras emociones, al expresarnos conforme el designio de nuestro Ser, en definitiva al aprender la lección que nos proporciona la enfermedad y al pensar que estamos sanos, estaremos insertando en nuestra propia realidad, un nuevo ingrediente, la Salud. Somos creadores de nuestras propias respuestas y así como somos los creadores de nuestra propia enfermedad, somos también los de nuestra propia Salud.
“Rescatar la integridad, la totalidad, nuestra Alma humana,
ver la dimensión molecular y emocional o mental
como notas de la misma sinfonía espiritual,
es el reto de la nueva medicina.
Con cuerpo, con alma, con integridad”
Dr. Jorge Carvajal Posada



Fuente:
http://www.davida-red.org/sinergeticaview.aspx?key=283

El Dr. Jorge Carvajal es un hombre polifacético. Se le podría definir como el creador de la Sintergética, la medicina que revoluciona la forma de concebir la salud regresándola a su cauce y produciendo efectos curativos no sólo en el plano físico sino también en lo emocional y las relaciones. Se podría subrayar el hecho de que es uno de los pensadores de vanguardia más notables del siglo XXI; subrayando por ejemplo la vastedad de su conocimiento, su dominio de las enseñanzas milenarias, su visión de futuro, su capacidad de síntesis o su claridad privilegiada. Sin embargo lo más correcto, sería sin duda, apuntar a la grandeza de su amor, su bondad y su sabiduría.
El Dr. Jorge Carvajal Posada nació en Medellín, Colombia. Es médico por la Universidad de Antioquia, es el creador de ViaVida una sociedad destinada a la investigación, la asistencia y la docencia, que constituye la plataforma para la expansión mundial de esta nueva forma de ver la medicina y cuenta con más de diez países participando activamente del plan médico de formación. Es también el fundador de la página web davida-red.org un espacio donde las editoriales que permiten una nueva visión de los problemas internacionales, se combinan con las secciones científicas, las de crecimiento personal y las médicas. En sus viajes por todos los países de habla hispana incluye desde hace ocho años a España, tiene actividad docente regular en: Madrid, Barcelona, San Sebastián, Málaga, Alicante, Sitges, Segovia, Galicia y Palma de Mallorca.
En este momento existen 7 libros publicados: tres de ellos “Contextos de Sintergética” ; “Láser y Sintergética” y “Hacia una Medicina del Alma” dirigidos a médicos. Otros dos “Por los caminos de la Bioenergética” y “Por los Senderos del Alma” son textos extraordinarios donde a través de su visión de síntesis y su experiencia de más de 25 años de docencia, asistencia e investigación nos invita a un cambio de visión respecto a la salud y a la vida inspirándonos a descubrir la vida como un proceso creador, y la creación como un acto espiritual. Los dos restantes son fruto de la recopilación hecha por su esposa de algunos de sus poemas: “El fuego del Amor” y “Agua y Cielo en el Sendero”.
Como pocos Jorge Carvajal habla a cada uno en su propio lenguaje, así unos sienten profunda atracción por los aspectos científicos, las revolucionarias nuevas técnicas de curación, los resultados empíricos excepcionales, y otros se sienten movidos por la belleza de las vivencias y la música que arropa en el transcurrir de la experiencia de escucharle o leerle.

Proponer una medicina de síntesis para una nueva cultura, la de la conciencia, es la esencia de la Sintergética. Así como no aceptaríamos una biología sin una concepción de la vida, no podríamos hacer medicina sin una visión del ser humano. Humanizar la vida, sanar la tierra, crear salud más que atacar enfermedades y reconocer el potencial sanador de la conciencia, constituyen el móvil de la Sintergética. Esto implica ponerle de nuevo el alma a nuestro cuerpo, colocar en su lugar la cultura y las creencias, ver las huellas de la conciencia grabadas en nuestra fisiología.
La Sintergética se fundamenta en la búsqueda de un código de lectura común que nos permita la integración de los diferentes paradigmas terapéuticos del mundo, reconociendo en las leyes de la conciencia su cauce integrador. Esto nos ha conducido a constatar el enorme valor del respeto por la diferencia en la construcción de la unidad esencial, una integridad orgánica alimentada por la unidad en la diversidad. Desde una visión sistémica, la Sintergética integra los territorios terapéuticos: el de la materia, representado en la medicina occidental; el de la energía, descrito por la Medicina Tradicional China; el de la misma conciencia, tratado en el Ayurveda; y en otras cosmovisiones de las medicinas tradicionales, en un metaparadigma que reconoce y utiliza su complementariedad.




Fuente:
http://www.bioturmalina.org/index.php?option=com_content&view=article&id=65%3Aentrevista-a-jorge-carvajal-posada-&Itemid=44

Las que gustaron

¡A preparar un Gatuzo!

El Che: Un niño que creció

Conociendo la Luna II

¿Hierba Luisa o Cedrón?

¿Quién fue Benazir Bhutto?